Nueva York legaliza la marihuana recreacional para adultos: qué significa para la economía de Estados Unidos

Nueva York se convertirá en el cuarto estado en aprobar la legalización recreativa, uniéndose a Illinois, Virginia y Vermont; algunos otros trabajan en iniciativas similares

Una mujer recibe información sobre la cannabis en un local de Nueva York.
Una mujer recibe información sobre la cannabis en un local de Nueva York.
Foto: KENA BETANCUR / Getty Images

Los legisladores del estado de Nueva York aprobaron el martes legalizar la cannabis y con esto se creará el segundo mercado de marihuana recreativa más grande del país.

La “Ley de Regulación e Impuestos de la Marihuana”, que fue aprobada por la Asamblea y el Senado después de horas de debate sobre la estructura reguladora del proyecto de ley, las implicaciones de salud y seguridad pública, espera la firma del gobernador Andrew Cuomo, partidario de la legislación.

¿Cuál será el impacto económico de la medida? El proyecto de ley exige la creación de una Oficina de Gestión del Cannabis para supervisar los mercados recreativo, médico y agrícola de Nueva York. Establece un impuesto sobre las ventas de cannabis del 9%, un impuesto adicional del 4% dividido entre el condado y los municipios, más otro impuesto basado en el contenido de THC: 0,5 centavos por miligramo para la flor, 0,8 centavos por miligramo para el cannabis concentrado y 3 centavos por miligramo para comestibles. El 40% de los ingresos excedentes de las ventas se dedicaría a la reinversión en comunidades afectadas de manera desproporcionada por las leyes estatales sobre drogas, con el 40% a la educación pública y el 20% al tratamiento, prevención y educación de las drogas.

Un análisis de la compañía de datos BDSA estimaba que las ventas legales de cannabis en los Estados Unidos crezcan alrededor del 50% en 2021 para superar los $24 billones de dólares de ganancias, incluido el CBD y otros cannabinoides.

Los expertos habían hablado durante mucho tiempo acerca del “efecto dominó” que la legalización del uso de la cannabis en Nueva Jersey produciría en estados como Nueva York y Connecticut. Un mercado estadounidense más grande significa que también surgirán más negocios paralelos al cannabis, como la hidroponía y el software, lo que brindará a los inversores institucionales adversos al riesgo un camino hacia el sector todavía ilegal a nivel federal. También es un incentivo para que otros estados vean cuántos ingresos fiscales están en juego: un estimado de $2 billones, de acuerdo con BDSA.

La aprobación del proyecto de ley, que fue enmendado el sábado como parte de un acuerdo tripartito entre el Senado, la Asamblea y la oficina del gobernador sobre la redacción final, limitó los años de trabajo para legalizar el cannabis recreativo para los neoyorquinos de 21 años o más.

“Si bien tomó mucho tiempo, lo estamos logrando hoy”, dijo la líder de la mayoría de la Asamblea, Crystal Peoples-Stokes. “Estamos revirtiendo 90 años de prohibición. La última vez que el estado de Nueva York hizo algo como esto fue cuando estábamos eliminando la prohibición del alcohol: eso fue en 1933. Aquí estamos en 2021, casi 100 años de prohibición de la marihuana, y la estamos eliminando “.

La senadora Liz Krueger, demócrata de Manhattan e impulsora del proyecto de ley, dijo que está “muy orgullosa de haber desempeñado un papel en lo que fue una tarea enorme para traernos aquí hoy”.

La aprobación del proyecto de ley marcó una importante victoria política no solo para los impulsores, sino también para Cuomo, cuyo legado se ha visto afectado en las últimas semanas en medio de acusaciones de acoso sexual, comportamiento inadecuado en el lugar de trabajo y un encubrimiento de muertes en hogares de ancianos.

Una vez que se firme el proyecto de ley, más de dos tercios de los 56 millones de residentes del noreste vivirán en estados que han legalizado el cannabis recreativo, lo que aumentará la presión sobre Washington, D.C., para quitar las restricciones federales sobre la droga.

La legislación también permite el cultivo doméstico limitado de tres plantas maduras y tres inmaduras; incluye programas de equidad para asegurar amplias oportunidades de participación en la nueva industria legal; pone fin a las sanciones por posesión de menos de tres onzas de cannabis y pide la eliminación automática de antecedentes penales de personas con condenas previas por actividades que ya no están penalizadas. Pero también establece una nueva gama de sanciones penales por posesión y venta ilegal de cannabis, además de incorporar la discapacidad por cannabis en la infracción de conducir con discapacidad.

La aprobación del proyecto de ley se produce un año después de que los legisladores suspendieran los esfuerzos para legalizar el cannabis de uso adulto ante la propagación del COVID-19, y meses después de que los votantes de Nueva Jersey aprobaran la marihuana legal en las elecciones de 2020, lo que presionó a Nueva York para que actuara.

 

También te podría interesar:

Por qué el mercado de la marihuana podría crecer 50% durante 2021

Michigan, el estado que tiene más trabajadores en la industria de la marihuana que policías