Nuevo estudio confirma que la felicidad no la da tener más o menos dinero, sino administrar bien lo que se tiene

Descubre cómo los resultados del informe pueden hacerte sentir mejor en tiempos de crisis

Nuevo estudio confirma que la felicidad no la da tener más o menos dinero, sino administrar bien lo que se tiene
Los niños son el claro ejemplo de que el dinero no da la felicidad, porque son los seres que menos efectivo tienen en la vida.
Foto: Ben White / Unsplash

En un momento cuando el empleo escasea por la pandemia de coronavirus y tocar el tema del dinero puede ser delicado, debemos contemplar que es cuando más necesario se vuelve hablar de ello. Son muchos los estadounidenses que piensan que la cantidad de efectivo que tengan influye directamente en su propia felicidad o decepción hacia la vida, pero recientemente un estudio no le dio tanto valor a ninguno de estos dos aspectos como sí lo tuvo saber administrarlo.

Bradley T. Klontz, profesor asociado de psicología financiera en la Universidad de Creighton, propuso en The New York Times que cada persona que tiene algo de fondos durante esta crisis se pregunte: “¿Por qué está bien que tenga dinero cuando otras personas no lo hacen?”. Y hay un trasfondo más profundo del hecho aparente de comparar tus finanzas con las de cualquier otra persona. Se trata de ver al dinero como una herramienta, no como una vara para medirnos.

Aunque no parezca y no lo pudiéramos entender, la gente afortunada con efectivo en sus cuentas, no se sienten tan tranquilos cuando saben que otros a su alrededor padecen de problemas financieros. En el mismo artículo, Klontz asegura que tener una respuesta satisfactoria es crucial, ya que “si no tienes una buena respuesta, te vas a sabotear. Vas a encontrar formas de deshacerte de él”.

Reforzando este concepto del dinero como un medio y no un fin, un estudio de 2019 de Applied Research in Quality of Life analizó las opiniones de las personas sobre la riqueza y el materialismo dividiéndolas en dos categorías: “materialismo de felicidad” o la creencia de que la riqueza indica una vida feliz, y “materialismo de éxito”, la idea de que la riqueza significa éxito. La primera puede ser problemática, ya que te quita tiempo, energía y dinero a otros rubros de la vida que hacen una contribución importante y positiva a la satisfacción con la vida actual, como la familia y la salud. Sin embargo, la creencia de que la riqueza es un indicador de éxito puede mejorar el impulso de uno para trabajar hacia un mejor nivel de vida.

En otras palabras, no importa la cantidad que tengas en la cuenta siempre y cuando sepas qué hacer con ella. Y no sólo para un futuro cercano, si no con mayor razón para un proceso a largo plazo. En este sentido, el estudio muestra que las personas deberían ver más a las finanzas como parte de su bienestar y una forma de hacerlo es abriendo una cuenta de ahorros con altos intereses o invertir, tal como lo sugiere CNBC Make It.

También se sugiere que dar dinero puede beneficiarte. Si retribuyes un poco en el preciso momento en que te pueda ir bien mientras muchos padecen de escasez, no sólo ayudas a tu comunidad y, en algunos casos, te ayuda a la hora de tus impuestos, sino que te brinda un mayor sentido de valía. “Dar a la caridad nos hace más felices; especialmente cuando elegimos dar libremente”, encontró un informe de 2017 de la Facultad de Ciencias de la Universidad Estatal de Utah. “Ya sea que tengamos poco o mucho dinero, cómo elegimos gastarlo es lo más importante para nuestra felicidad”, concluye.

Así que nunca temas hablar de dinero, sin importar las circunstancias que te rodean. Si tienes cuando otros no en un momento de crisis, ya tienes caminos para encontrar la felicidad; si tú eres de los que no lo tiene, también sabes hacia donde llevar tus pocos ingresos para sentirte más tranquilo. En cualquiera de los casos, busca comunidades, artículos en Solo Dinero o diálogo con tus más cercanos sobre estos asuntos para encontrar más de un camino para tu bienestar financiero.

También te puede interesar: