Plan de Infraestructura de Biden: la senadora republicana Moore Capito no es optimista en el avance para la aprobación

Un grupo de seis senadores de ambos partido presentarán una propuesta alternativa a la de la Casa Blanca y a la oferta republicana

Shelley Moore Capito, la negociadora de los republicanos.
Shelley Moore Capito, la negociadora de los republicanos.
Foto: Drew Angerer / Getty Images

La Senadora por West Virginia, Shelley Moore Capito, la principal negociadora republicana sobre el Plan de Infraestructura, se reunirá una vez más con el presidente Joe Biden este martes. Sin embargo, el lunes señaló que podrían estar avanzando por un camino que no se dirige a ninguna parte.

Capito dijo a los periodistas que a pesar de una nueva oferta de la Casa Blanca la semana pasada por valor de $1 billón de dólares, ambas partes permanecen a millas de distancia, con muy pocas señales de que la distancia se acorte.

“No sé a dónde vamos. Hicimos un buen y sólido esfuerzo, el paquete de infraestructura más grande de todos los tiempos, los pagos que delineamos y él simplemente dijo: ‘Eso no es suficiente’. Así que lo acepto. Quiero decir, tengo que hacerlo. Él es el presidente”, expresó Capito a NBC News.

“Así que eso me suena bastante definitivo”, agregó la senadora.

Los comentarios llegan en un momento importante para las dos partes, especialmente para Biden, que realizará su primer viaje al extranjero el miércoles, lo que significa que será necesario hacer algún progreso para entonces. La Casa Blanca dijo el lunes que todavía ve un largo camino a seguir para llegar a un acuerdo bipartidista.

“El tiempo no es ilimitado aquí… ni tampoco la voluntad del presidente de comprometerse”, dijo la secretaria de prensa de la Casa Blanca, Jen Psaki. “Dejó en claro que la propuesta que la oferta puso sobre la mesa no se ajustaba a su propio límite. Pero estamos muy abiertos a adónde va la discusión desde aquí “.

Psaki señaló múltiples caminos potenciales para un posible proyecto de ley, aunque ninguno de ellos está claro en este momento, especialmente si el objetivo es un proyecto de ley bipartidista. Entre los problemas clave en las conversaciones con Capito se encuentra la cantidad de dinero nuevo incluido, con Biden pidiendo al menos $1 billón, en comparación con $300 mil millones en la última oferta del Partido Republicano.

Además de la dinámica de la infraestructura, un grupo de trabajo bipartidista fuera de las negociaciones Biden-Capito prepara su propio plan. Se espera que el grupo de aproximadamente seis senadores, incluidos los republicanos Mitt Romney, Rob Portman y lo demócratas Kyrsten Sinema y Joe Manchin, compartan su propuesta de $880,000 millones a un grupo más amplio de 20 senadores “centrista”, que esta semana se comienza a conocer como G-20.

“Estamos bastante de acuerdo en el nivel de gasto. Estoy seguro de que habrá algunos ajustes a medida que avancemos. Tenemos una propuesta que llevaremos a todo el grupo y veremos qué opinan al respecto”, dijo Romney.