¿Por qué a Amazon le va tan bien? La velocidad de entrega de los paquetes, la clave

Se estima que Amazon entrega ahora dos tercios de sus propios paquetes y ha pasado de un modelo de entrega en dos días a una entrega en 24 horas o menos

¿Por qué a Amazon le va tan bien? La velocidad de entrega de los paquetes, la clave
La flotilla de reparto de Amazon ya superó los 100,000 conductores.
Foto: Sean Gallup / Getty Images

Adaptarse o morir. Las millonarias ventas de Amazon desde el inicio de la pandemia han convertido a la empresa fundada por Jeff Bezos en el líder indiscutible del comercio electrónico a nivel mundial, con un incremento del 44% en sus ventas, algo así como $108,500 millones de dólares.

¿Qué lo ha ayudado a convertirse en ese “monstruo”? Entre otras muchas cosas, un buen servicio. Durante mucho tiempo Amazon se ha preocupado por ser el más rápido en la entrega de sus productos y su informe de ganancias del primer trimestre reveló cuánto está dispuesto a gastar para mantenerse ahí.

Amazon todavía depende de proveedores externos como UPS , FedEx y el Servicio Postal para manejar una parte de sus entregas, pero ha aumentado su flota de aviones, camiones y camionetas para acercarse al volumen de entrega de sus socios. Se estima que Amazon entrega ahora dos tercios de sus propios paquetes.

Al operar su propia red, Amazon puede continuar optimizando el proceso de preparación y entrega de paquetes a las puertas de los compradores y ya ha pasado de un modelo de entrega en dos días a una entrega en uno e incluso en el mismo día.

El director financiero de Amazon, Brian Olsavsky, dijo que los gastos de capital de la compañía, que incluyen la expansión logística y los centros de datos, aumentaron un 80% durante los últimos 12 meses.

Cuando muchas empresas redujeron sus gastos en medio de la pandemia, Amazon reinvirtió sus ganancias en la expansión física, para mejorar su logística en todo el país. Por ejemplo, abrió más almacenes y aumentó su flota de aviones y camiones de transporte. Además, continúa el crecimiento de su red de entrega terrestre en camionetas, donde ya tiene a más de 100,000 conductores.

La compañía aumentó la capacidad de sus operaciones logísticas internas en un 50% año tras año y continuará con la inversión durante el resto del año y potencialmente hasta 2022.

El control cada vez más generalizado de Amazon sobre el viaje de un paquete desde el almacén hasta la puerta de sus clientes significa que los consumidores “obtengan estimaciones más precisas de la entrega” después de haber realizado un pedido. Eso hace que el pago por Amazon Prime, que recientemente rebasó los 200 millones de suscriptores, valga la pena.

Mientras los compradores sigan ingresando masivamente a Amazon, más empresas buscan tener presencia en el sitio y, si aún no lo han hecho, compran anuncios y pagan para ser vistos en el almacén de Amazon. La empresa también gana dinero ofreciendo servicios de terceros, toma una parte de cada venta y cobra tarifas a los vendedores que usan sus almacenes. Los ingresos en ese segmento aumentaron 64% durante el trimestre.