Por qué deberías contratar un seguro de vida para tus hijos

No lo veas como un instrumento para su muerte, sino para su futuro

Lo más normal es contratar un seguro de vida propio para cuidar el bienestar de tu familia, y aunque es un tema complicado de asimilar, es importante contemplar un seguro de vida para tus hijos, porque puedes obtener beneficios a largo plazo del que tus vástagos podrían ser titulares, sin pensar en cobrar el producto mientras son niños (no lo deseamos).

Para que tengas más claro cómo te puede convenir el seguro de vida para tus hijos, debes considerar contratar el seguro de vida permanente para que así tengas las siguientes ventajas:

Lo puede tener toda su vida

La gran mayoría de las pólizas de seguro de vida para niños son seguros de vida completa, un subconjunto del seguro de vida permanente.

El mayor beneficio que este producto te puede dar es que mientras continúes pagando tus primas mensuales a tiempo, la póliza cubre la vida de tu hijo de por vida. Con el pasar de los años, cuando tus hijos se conviertan en adultos y quieran un seguro de vida, pueden mantener el que tuvieron de niño gracias a ti, se mantendrá protegido y, además, muy seguramente con un precio mucho más asequible al que hubiera contratado como nuevo.

Bloqueas la cifra de tu seguridad

En buena medida, la capacidad que obtienes para obtener un seguro de vida y el costo del mismo se basan en tu salud al momento de la contratación. Enfermedades cardíacas, diabetes, cáncer entre otras complicaciones de salud pueden dificultar la aceptación para un seguro de vida o, en el mejor de los casos, te ofrecerán darte un pequeño beneficio a una prima más alta.

Si obtienes una póliza desde niño estás garantizando tu cobertura sin importar lo que posteriormente pase con la salud del beneficiario. Incluso, dependiendo si así lo tienes configurado, tu hijo podría comprar más seguro en algún momento en el futuro a tarifas basadas en su salud cuando compraste inicialmente su póliza.

Es barato

En comparación con la póliza de un seguro de vida permanente de un adulto, las primas mensuales para un seguro de vida permanente de un niño son más baratas. Se manejan los mismos parámetros, edad y estado de salud del infante, por eso, al ser más jóvenes, se consideran de menos riesgo y si su salud es la mejor, ten por seguro que su cobertura va a ser de las más amplias a bajo costo. Y lo mejor, sus primas no aumentarán en el futuro a pesar de que crezca, a menos de que tú o ellos dedican comprar más seguro.

Construye valor en efectivo

Otro beneficio del seguro de vida entera se conoce como valor en efectivo. Éste es dinero que crece con ventajas fiscales y no se ve afectado por los mercados. En el futuro, tu hijo podrá acceder a él en cualquier momento y por cualquier motivo, desde cubrir los gastos médicos de emergencia hasta ayudar a pagar la universidad o tal vez incluso pagar una boda, según Northwestern Mutual.

En Solo Dinero sabemos lo delicado que pudiera ser el tema, pero contratar un seguro de vida para tu hijo no es sinónimo de que vas a cobrar el beneficio por muerte. No lo deseamos. Pero la realidad es que si fuera necesario, podría ser de ayuda para que pases este proceso sin tanto estrés financiero. Y además tienes beneficios a futuro si jamás lo cobran, ventajas que seguramente tu hijo te agradecerá en su vida adulta.

También te puede interesar: