Por qué el Congreso retoma actividades esta semana con una agenda cargada de urgencia económica: qué debe resolver

Las presiones crecen sonre el Congreso, que tiene que evitar el cierre del gobierno y sacar otro paquete de ayuda para combatir el coronavirus

Nancy Pelosi, presidenta de la Cámara de Representantes.
Nancy Pelosi, presidenta de la Cámara de Representantes.
Foto: Al Drago / Getty Images

Los legisladores regresaron este lunes a Washington con una agenda temas pendientes, uno de ellos sentar las bases para la administración entrante del demócrata Joe Biden, publica este lunes el portal The Hill. El Senado comenzó a trabajar hoy y la Cámara no tiene programado celebrar sus primeras sesiones de la semana hasta el miércoles.

Gran parte de la acción estará fuera del pleno esta semana. El Congreso está haciendo malabares ante la proximidad de la fecha límite para financiar al gobierno y con acuerdos no cerrados sobre otro proyecto de ley para el alivio del coronavirus y una política de defensa gigantesca.

Mientras tanto, el presidente Trump, quien ha dicho que dejará la Casa Blanca si el Colegio Electoral certifica la victoria del presidente electo Joe Biden, será el comodín en gran parte de las deciiones de fin de año y las líneas de batalla crecen sobre algunas de las principales selecciones de personal del presidente electo.

Los legisladores tienen unos días, hasta el 11 de diciembre, para elaborar un acuerdo de financiación del gobierno y evitar un cierre por vacaciones. Los líderes de los comités de Asignaciones de la Cámara de Representantes y el Senado llegaron a un acuerdo durante el receso de Acción de Gracias sobre las primeras cifras para cada uno de los proyectos de ley del año fiscal 2021, un avance clave para un acuerdo más amplio.

El presidente del Comité de Asignaciones del Senado, Richard Shelby, dijo antes del receso que tenía la intención de sentarse con la representante Nita Lowey, su contraparte en la Cámara, una vez que el Congreso regresara.

Sin un acuerdo antes del 11 de diciembre, el Congreso tendría que aprobar una resolución continua, que extendería los fondos a los niveles del año fiscal 2020 por unos días, para darse tiempo de concretar el trato.

La necesidad de una acción rápida para financiar al gobierno se produce en medio de la parálisis para otro acuerdo de alivio del coronavirus, a pesar de que los casos aumentan en todo el país y algunos estados y ciudades han vuelto a imponer restricciones en un esfuerzo por frenar la propagación de la enfermedad.

Los expertos en salud pública esperan la distribución inicial de una vacuna para fin de año, pero los economistas advierten que, dadas las consecuencias producidas por la pandemia, se necesita otra ronda de asistencia para ayudar a estabilizar la economía y brindar alivio a las pequeñas empresas.

Los republicanos del Senado han apostado por un proyecto de ley de aproximadamente $500 billones de dólares, similar a dos propuestas ya bloqueadas por los demócratas. Mientras tanto, el liderazgo demócrata apuesta por un paquete de $2.2 trillones de dólares como punto de partida, aunque varios legisladores han abierto la puerta a una cifra más baja.

El ex economista jefe de la Casa Blanca, Austan Goolsbee, dijo a “Inside Politics”, de CNN, que los demócratas deberían aceptar un acuerdo menor si fuera necesario.

“Si tienen que aceptar la mitad de una barra, deberían aceptarla y luego intentar obtener la otra mitad. Ahora se trata de un toque y listo. Me gustaría que ambos lados pudieran ver eso”.