Por qué es importante la intervención de la próxima secretaria del Tesoro para que el Congreso apruebe el plan de Biden, cheque de estímulo incluido

Los analistas respetan el pasado de Janet Yellen en la Reserva Federal y consideran que tiene oficio para sacar aelante la economía estadounidense

Por qué es importante la intervención de la próxima secretaria del Tesoro para que el Congreso apruebe el plan de Biden, cheque de estímulo incluido
Janet Yellen será la secretaria del Tesoro del gobierno de Joe Biden.
Foto: Chandan Khanna / Getty Images

Janet Yellen, la próxima secretaria del Tesoro, tiene de entrada una enorme tarea por delante: convencer al Congreso de que apruebe el paquete de estímulo de $1.9 trillones de dólares anunciado por el presidente electo Joe Biden el jueves pasado y al que se oponen los republicanos por su elevado monto.

“Cuando los economistas recuerden la pandemia, espero que recuerden que las acciones del Congreso evitaron mucho sufrimiento”, dirá Yellen a los legisladores, según un testimonio escrito obtenido por CNN Business. “Pero se debe hacer más. Los economistas no siempre están de acuerdo, pero creo que ahora hay un consenso. Sin más acciones, corremos el riesgo de una recesión más prolongada y dolorosa ahora, y una cicatrización lenta de la economía”.

Yellen no solo tiene que convencer a los duros legisladores republicanos, además debe liderar los esfuerzos para que la economía de Estados Unidos se recupere de la contracción grave de su historia.

Con millones de estadounidenses aún desempleados y las solicitudes iniciales por desempleo en aumento, Wall Street espera que el Congreso respalde a la administración Biden y apruebe el proyecto de ley de ayuda.

El costo fiscal del paquete parece ser el gran obstáculo, con el equipo de Biden presionando por un tercer cheque de estímulo de $1,400 dólares, ayuda para los gobiernos estatales y locales y fondos para un programa masivo de vacunación y pruebas de detección del COVID-19.

Yellen debe persuadir a los legisladores más conservadores de que los beneficios de aumentar el pesado déficit público de $27 billones de dólares, serán mayores a los costos.

“Ni el presidente electo ni yo proponemos este paquete de estímulo sin dejar de ver la deuda del país. Pero ahora mismo, con las tasas de interés en mínimos históricos, lo más inteligente que podemos hacer es actuar en grande”.

La ex presidenta de la Reserva Federal tiene un punto: Estados Unidos puede pedir prestado durante 10 años aproximadamente al 1%, en comparación con el 3% que había cuando asumió el cargo el ex presidente Barack Obama. Pero si las tasas de interés subieran, el servicio de la deuda del país podría volverse más complicado.

Dados los antecedentes de Yellen en la Fed, los analistas consideran que tiene autoridad suficiente para hablar sobre el tema, así como sobre cualquier preocupación sobre la inflación provocada por el gasto adicional. Y los inversores la escucharán.

“Deberá esperar muchas preguntas sobre la sostenibilidad de la deuda y el papel que probablemente jugará la Fed en eso”, dijo Jim Reid de Deutsche Bank el martes.

En sus notas, Yellen ha mencionado su pasado de “clase trabajadora” en Brooklyn, donde su padre, un médico, atendía a sus pacientes en el sótano de la familia.

“Era el tipo de médico que trataba a todos los pacientes. Conocía sus vidas, sobre cuándo los habían despedido o no podían pagar sus deudas. Esos siguen siendo algunos de los momentos más claros de mi infancia”.