Por qué es tan importante para Estados Unidos si los trabajadores de Amazon en Alabama configuran un sindicato interno

La formación de un sindicato entre los empleados de Amazon en el sur del país sentaría el precedente de que la organización laboral es posible en cualquier lugar de los Estados Unidos

El movimiento sindical en Alabama ha cobrado mucha fuerza.
El movimiento sindical en Alabama ha cobrado mucha fuerza.
Foto: Elijah Nouvelage / Getty Images

Los 5,800 trabajadores de Amazon en Bessemer, una ciudad industrial en las afueras de Birmingham, Alabama, han participado durante más de un mes en una consulta para ver si se se sindicalizan. El resultado podría anunciarse esta semana y, si tiene éxito, podría incentivar movimientos de sindicalización de almacenes de la compañía en todo el país.

La mayoría de los esfuerzos de organización en otros almacenes de Amazon han sido sofocados. Los defensores de los sindicatos han contado durante mucho tiempo historias de intensa presión antisindical y disciplina laboral de Amazon, así como interrogatorios a trabajadores que protestaron por las condiciones laborales. Además, la votación se lleva a cabo en el Sur, una región históricamente considerada antisindical y un refugio para las corporaciones que intentan evitar la cooperación entre sus trabajadores.

La votación también pone en primer plano la historia de los trabajadores del almacén en medio de la pandemia de coronavirus. Los empleados de Amazon, considerados trabajadores esenciales, se han asegurado de que los clientes tengan papel higiénico y otros artículos necesarios mientras trabajan desde casa, un lujo que los propios trabajadores del almacén no tienen. En cambio, se han enfrentado a una posible infección por COVID-19 mientras despachan pedidos en línea. Durante 2020, las ventas netas de la compañía crecieron un 44% con respecto al año anterior, lo que generó $125.6 billones de dólares en el cuarto trimestre.

Amazon se ha opuesto durante mucho tiempo a la sindicalización y ha tratado de dirigir la conversación sobre las condiciones de trabajo en sus almacenes, promoviendo anuncios en los periódicos para un salario mínimo federal de $15 dólares la hora

Los defensores de los sindicatos tienen una imagen diferente del trabajo de almacén. Amazon tiene una rotación excepcionalmente alta en una industria que ya tiene muchos trabajadores. Según el Seattle Times, contando a todos los empleados de Amazon y Whole Foods, la compañía tuvo que reabastecer puestos a una tasa de más del 96% entre marzo y mediados de septiembre de 2020.

Las ventajas del sindicato

Los empleados de almacén han señalado que su trabajo implica un intenso agotamiento físico y el riesgo de lesiones, junto con el seguimiento de Amazon de cada uno de sus movimientos (eso también se aplica a los conductores de reparto, que recientemente debieron dar su consentimiento para ser monitoreados desde cámaras en sus camionetas). A eso se suma la programación impredecible y las horas extraordinarias obligatorias.

Los defensores del sindicato argumentan que la representación sindical daría a los trabajadores una mejor seguridad laboral y los ayudaría a abogar por un descanso adecuado y mejores medidas de seguridad.

Los empleados de Amazon serían representados por el Sindicato de Minoristas, Almacenes y Grandes Tiendas, que también agrupa a los trabajadores de las plantas empacadoras de carne, las fábricas de cereales y los grandes almacenes. El sindicato negociaría contratos con Amazon en nombre de los trabajadores y supervisaría los proceso de quejas en su contra.

El sindicato solo incluiría a los 5,800 trabajadores en el almacén de Bessemer y ninguno estaría obligado a afiliarse o pagar cuotas si el voto certifica al sindicato. Si las personas optan por no unirse, aún se benefician de negociaciones con salarios más altos o del sistema de quejas, pero no podrían votar sobre contratos o participar en actividades sindicales.

La estrategia comercial de Amazon requiere que tenga almacenes en todos los estados y la formación de un sindicato en el sur del país significaría que la organización laboral es posible en cualquier lugar, especialmente en las regiones con leyes favorables a la mano de obra.

Las empresas siempre amenazan con cerrar una instalación para detener los esfuerzos sindicales, pero Amazon no podría abandonar el área de Birmingham, dijo George Davies, un abogado laboral de Bessemer. La compañía tiene está programado la construcción otra instalación en el sitio de un centro comercial cerrado en Birmingham.