Amazon, amenazado por sus trabajadores en Alabama: por qué las condiciones de trabajo en la empresa están tan cuestionadas

La votación sindical de Alabama ha atraído un interés casi similar a una elección política de alto perfil, con numerosos políticos y celebridades que apoyan a los trabajadores

Los trabajadores de Amazon en Alabama cosechan apoyos a lo largo de todo Estados Unidos. En la foto, una manifestación a su favor en Los Ángeles.
Los trabajadores de Amazon en Alabama cosechan apoyos a lo largo de todo Estados Unidos. En la foto, una manifestación a su favor en Los Ángeles.
Foto: FREDERIC J. BROWN / Getty Images

Si a algún empleado de Amazon en México o en cualquier almacén de la multinacional en Europa le preguntan si ha escuchado hablar de Bessemer, Alabama, la respuesta seguramente será negativa, pero lo que ocurra con los trabajadores del gigante electrónico en esa localidad del sur de Estados Unidos podría repercutir entre el personal de la compañía en todo el mundo para realizar cambios en sus condiciones de trabajo.

Como lo documentó Solo Dinero, el presidente Joe Biden ve con buenos ojos la organización de un sindicato. Y ya se han emitido miles de votos por correo en un proceso que concluye el 29 de marzo.

“Dejé en claro cuando me postulé que la política de mi administración sería apoyar la organización de los sindicatos y el derecho a negociar colectivamente y cumplo esa promesa. Permítanme ser muy claro: no me corresponde a mí decidir si alguien debe afiliarse a un sindicato, pero déjenme ser aún más claro: tampoco le corresponde al empleador decidir eso. La decisión depende de los trabajadores, expresó el presidente el 1 de marzo”.

Ninguno de los 800.000 empleados estadounidenses de Amazon está sindicalizado y un voto para formar un sindicato en Alabama daría a los trabajadores más poder para negociar con la empresa en asuntos como salarios y beneficios.

Junto con la votación de Alabama, los esfuerzos formales para organizarse están cobrando fuerza. En Europa, donde la representación sindical es más común, los empleados de almacén y reparto de en Italia realizaron una huelga el lunes para protestar por las condiciones laborales. En Iowa, aproximadamente entre 400 y 500 trabajadores actuales y anteriores de Amazon conectados a dos de los almacenes de la compañía han estado en contacto con representantes del sindicato International Brotherhood of Teamsters, según Randy Korgan, director de Amazon en Teamsters.

“Sería una victoria para nosotros y generaría un impulso para otros”, dijo Jennifer Bates, una organizadora en Bessemer.

En los casi 27 años de historia de Amazon es la primera votación para ver si se forma un sindicato de trabajadores de almacén de la empresa. Amazon ha respondido que la compañía “ya ofrece lo que los sindicatos están pidiendo para los empleados: un salario líder en la industria, beneficios integrales y oportunidades para el crecimiento profesional”.

Además de realizar esfuerzos en línea y de manera presencial para combatir la iniciativa de sus trabajadores, Amazon intentó retrasar la votación presionando para que se realizara en persona, a pesar de la pandemia, pero la Junta Nacional de Relaciones Laborales rechazó sus argumentos. Las boletas comenzaron a enviarse por correo a los hogares de casi 6,000 trabajadores de almacén elegibles.

Creciente activismo

El activismo de los empleados parece estar en aumento en varias grandes empresas de tecnología. Las acciones organizadas entre los empleados de tecnología en Estados Unidos casi se triplicaron de 2018 a 2019. Según la consultora de políticas públicas Access Partnership Ltd.La el caso de Amazon, creció a medida que la pandemia llamó la atención sobre las condiciones laborales de empleados esenciales.

Un grupo de empleados de Google formó un sindicato en enero para hablar sobre la compañía sin enfrentar repercusiones profesionales; algunos empleados de Twitter presionaron colectivamente para que la plataforma de redes sociales suspendiera la cuenta del ex presidente Donald Trump, mientras que en Uber, muchos conductores en todo el país han buscado durante mucho tiempo el estatus y los beneficios de los empleados.

Amazon, a diferencia de muchas otras grandes empresas de tecnología, emplea a cientos de miles de trabajadores por horas cuyos trabajos diarios difieren significativamente de los de sus ingenieros, profesionales de finanzas y logística. La compañía, que obtuvo $386.1 billones de dólares en ventas el año pasado y vio el precio de sus acciones subir alrededor del 76%, contrató a más de 500,000 trabajadores durante todo el año para satisfacer la creciente demanda debido a la pandemia.

En medio de ese crecimiento, los empleados de Amazon presionaron para mejorar las condiciones laborales durante la pandemia y algunos realizaron huelgas en ciudades como Nueva York y Detroit. Amazon actuó rápidamente para mejorar las condiciones y reducir las ausencias de los trabajadores, lo que dificultó las entregas a tiempo de productos esenciales. Con todo y eso, la compañía fue demandada por la ciudad de Nueva York por ofrecer condiciones de seguridad a sus empleados en uno de los almacenes ubicados en la Gran Manzana.

Anteriormente, presiones externas también han llevado a Amazon a cambiar sus políticas. En 2018, la compañía aumentó su salario mínimo a $15 dólares la hora después de las críticas de figuras políticas sobre sus sueldos.

“Los trabajadores seguirán haciendo demandas a Amazon”, dijo Rebecca Givan, profesora laboral en la Universidad de Rutgers. “Algunas serán campañas de organización sindical y otras adoptarán otras formas”.

En las afueras de Chicago, un grupo de empleados del almacén en un centro de entrega al suroeste de la ciudad inició una petición después de que Amazon les dijera a los empleados en enero que cerraría las instalaciones. Se les dijo a los trabajadores que podían elegir trabajos en otras instalaciones en el área, pero los únicos roles disponibles eran turnos nocturnos de 10 horas conocidos como “megaciclo”, según Ted Miin, un organizador del grupo, que se hace llamar Amazonians United Chicagoland.

La portavoz de Amazon dijo que la compañía les dio a los empleados de Chicago más de una opción de turno, “y estamos trabajando con cada asociado directamente en la opción que mejor los respalde”.

Algunos trabajadores han dicho que no creen que la representación sindical mejore sustancialmente sus condiciones. Otros ven como una victoria un movimiento que podría llegar mucho más allá de Alabama al motivar a los trabajadores de todo el país a tomar medidas y modificar de manera más amplia las políticas laborales de Amazon.

El Sindicato de Minoristas, Mayoristas y Grandes Tiendas, que representaría a los trabajadores de Amazon en Bessemer si terminan por sindicalizarse, ha escuchado a más de 1,000 trabajadores de Amazon en todo el país sobre los esfuerzos de organización y ha iniciado conversaciones con ellos, según la portavoz del sindicato Chelsea Connor.

La votación sindical de Alabama ha atraído un interés casi similar a una carrera política de alto perfil, con numerosos políticos y celebridades participando. El mes pasado, Biden calificó la elección como una “elección de vital importancia” y el senador republicano por Florida, Marco, Rubio también ha expresado públicamente su apoyo a los trabajadores.

También atrajo el apoyo de líderes demócratas como Stacey Abrams, jugadores de la NFL y actores como Tina Fey y Danny Glover, quienes visitaron Bessemer en febrero.