Por qué hay jubilados que quieren seguir trabajando y no pueden

Hay algunos hechos que las compañías toman en cuenta al momento de contratar o mantener a un empleado que debería estar jubilado. Si tú tienes claras estas ideas, te será más fácil convencerlos y seguir trabajando

Hay personas adultas que quieren mantenerse activos, pero pueden tener problemas para ser contratados.
Hay personas adultas que quieren mantenerse activos, pero pueden tener problemas para ser contratados.
Foto: Shutterstock

Aunque la mayoría de los trabajadores anhelan llegar a sus años dorados y dejar de trabajar, hay otros que, por diversas razones, desean mantenerse activos en la fuerza laboral. Curiosamente, a pesar de que actualmente hay una escasez de trabajadores en diversas áreas productivas de Estados Unidos, las personas mayores, con todo y su experiencia, no logran conseguir empleo o mantenerse en él. Aquí las razones.

De acuerdo a la última encuesta anual del Employee Benefit Research Institute (EBRI) y Greenwald Research, cada vez son más los trabajadores que deciden jubilarse entre los 66 y 69 años, pasando del 11% en 2021 al 14% en 2022. Entre otros resultados, también se muestra que al menos 7 de cada 10 esperan trabajar por un salario como fuente de sus ingresos de jubilación, y 1 de cada 5 cuentan con ello como una fuente importante.

Un porcentaje creciente de trabajadores dice que nunca se jubilará: 15% en 2022 frente al 10% en 2021, según la encuesta EBRI.

Y no culpamos a nadie, ya que uno de los gastos más fuertes que tienen las personas mayores son aquellas que van enfocadas en la salud y que más costosos suelen ser. La pareja promedio de 65 años que se jubila este año y se inscribe en Medicare puede necesitar aproximadamente $315,000 dólares ahorrados (después de impuestos) para cubrir los gastos de atención médica durante la jubilación, según la estimación de costos de atención médica para jubilados de Fidelity. En pocas palabras, buscan acceso al seguro médico del empleador.

Siendo francos, no haber planeado con anticipación los ahorros de la jubilación y que no puedas disfrutar de un merecido descanso en tu retiro es algo terrible para muchas personas. Tener que optar por seguir trabajando puede no parecer lo mejor, pero también hay que tomar en cuenta que muchas personas llevan tantos años en su empleo, que la inactividad puede convertirse en depresión, es decir, no todas las personas mayores que desean seguir en la fuerza laboral lo hacen por una necesidad financiera. Sea por los motivos que sea, hay algunas razones por las cuales no pueden mantener su empleo o conseguir uno nuevo.

1. Las capacidades disminuyen

En un entorno laboral constantemente competitivo, las empresas consideran que las capacidades de los trabajadores mayores disminuyen, a pesar de su invaluable experiencia. Transamerica Institute y del Transamerica Center for Retirement Studies, una organización sin fines de lucro, realizó un estudio al respecto y estas fueron sus conclusiones.

“Muchos trabajadores de más de 50 años no son proactivos a la hora de tomar medidas para ayudar a garantizar que puedan trabajar todo el tiempo que quieran y necesiten”, señaló Catalina Collinson, CEO y presidente de la organización, a Yahoo Money. “Entre los empleados de empresas con fines de lucro, nuestra investigación mostró que solo el 62% está enfocado en mantenerse saludable para poder seguir trabajando y solo el 44% se mantiene al día en sus habilidades laborales“.

Únicamente un pequeño porcentaje está estableciendo contactos y conociendo gente nueva (16%), tomando clases para aprender nuevas habilidades (12%), explorando el mercado laboral y las oportunidades disponibles (10%), asistiendo a conferencias virtuales y seminarios web (9%) o logran obtener un nuevo título, certificación o designación profesional (5%), dijo Collinson.

2. La salud del trabajador

Si bien las compañías se preocupan por la salud de sus trabajadores y en muchos casos ofrecen un seguro médico, también es cierto que su estructura podría tambalearse según el tamaño de la empresa si tuvieran que cubrir los altos costos médicos de las personas adultas. Se pueden enfrentar a dobles pérdidas sólo por su buena voluntad: una, los pagos del seguro y la atención médica y, dos, las posibles salidas constantes de revisión que dejan un hueco en el empleo.

La mediana de la edad de jubilación esperada para los trabajadores (65 años) y la edad de jubilación informada de los jubilados (62 años), según la encuesta EBRI. Dos tercios dijeron que su jubilación anticipada se debió a un motivo fuera de su control, como un problema de salud o una discapacidad, una reducción o reorganización de la empresa, o el cuidado de un ser querido.

3. El golpe de la inflación

Es cierto que diversas industrias requieren de trabajadores, pero la inflación actual en Estados Unidos golpea a todos los bolsillos, los empresariales y los personales. Las compañías quieren trabajadores capacitados que estén actualizados y que el coste-beneficio sea comparable con su inversión. En pocas palabras, que obtienen lo que pagan.

Hay algunas personas adultas que podrían tener ingresos más elevados por su experiencia, pero si además les sumamos los costes de salud antes mencionados y una posible disminución de sus capacidades, entonces el costo-beneficio ya no se siente igual. Para muchas empresas es más conveniente ahorrar un poco de dinero contratando a un recién egresado o aprendiz, dependiendo de sus propios objetivos.

Si eres un trabajador que se acerca al retiro, pero desea seguir trabajando, debes contemplar estos factores para ser convincente y demostrar que ninguno de los temores expresados por las compañías tienen cabida en tu persona.

También te puede interesar:

• Las precauciones que debes tomar si quieres una jubilación anticipada
• 3 formas inteligentes de obtener ingresos para tu jubilación sin esfuerzo
• Cuánto dinero obtendrás para tu jubilación si inviertes $1,000 dólares al mes