Por qué se complica la obtención de una hipoteca para comprar una casa durante el COVID-19

Las medidas para validar una solicitud por un préstamo hipotecario se han endurecido en algunos casos

Por qué se complica la obtención de una hipoteca para comprar una casa durante el COVID-19
Si solicitar un préstamo hipotecario antes del COVID-19 era complicado, los requisitos se han endurecido con la pandemia.
Foto: Bongkarn Thanyakij / Pexels

Sin meternos en las finanzas personales de muchos estadounidenses que podrían no permitirse comprar una casa por la presencia del COVID-19 y aprovechar las tasas hipotecarias cerca de sus mínimos históricos a pesar de la pandemia, es cierto que el proceso de solicitud de préstamos hipotecarios ha tenido cambios precisamente por la propagación de la enfermedad.

“Cuanto más incierta es nuestra economía, más duras y estrictas se vuelven las pautas de suscripción”, aseguró a Business Insider Zoey Cigar-Hodge, experta en hipotecas de Better.com. “Muchos prestamistas han tenidos estos identificadores de amplio calibre, como puntajes FICO, que aumentan porque sólo quieren a los compradores más calificados”.

Si eres de los afortunados que sus finanzas no han sido tan afectadas por el coronavirus y, al contrario, ves una excelente oportunidad para comprar una casa o refinanciar tu hipoteca, toma en cuenta las siguientes características que hacen seas el cliente ideal para los prestamistas hipotecarios.

1. Puntaje de crédito superior a 700

El puntaje de crédito siempre ha sido una característica primordial, pero ahora más que nunca buscan la excelencia en ese rubro debido a que si usualmente aceptan puntajes entre 630 y 650, ahora sólo toman en serio a personas con 700 o más.

Según Cigar-Hodge, a pesar de que no todos están solicitando un puntaje casi perfecto, entonces debes encontrar algún prestamista con el que puedas suplir un posible bajo puntaje con otras cualidades como una excelente relación deuda-ingresos.

2. Pago inicial más alto

Aunque no dejan de haber opciones de pago inicial del 3% para el que se saturan las solicitudes de préstamos hipotecarios, la gran mayoría requerirán que sí realices un anticipo del 20% del valor de la vivienda que quieres.

3. Reúne pruebas financieras de estabilidad

Debido a que muchos estadounidenses enfrentan dificultades financieras durante la pandemia, algunos prestamistas necesitarán que compruebes que eres económicamente estable. Cigar-Hodge recomienda juntar todos los documentos de ingresos y activos y por lo menos dos años de declaraciones de impuestos, aunque afirma que dependiendo del prestamista podrían solicitarte periodos de prueba de más tiempo.

4. Paciencia

A pesar de la pandemia, las tasas de interés en mínimos históricos ha generado un cúmulo de solicitudes de hipotecas y refinanciamiento, por lo que es muy posible que algunos prestamistas demoren más de lo habitual en procesar tu solicitud. Pero si procesas tu información digitalmente y cumples con todos los requisitos de solvencia es posible que la aprobación de la solicitud pueda ser más rápida con los prestamistas en línea.

Sin embargo, en cualquiera de las anteriores opciones, la tasación o la inspección de vivienda, al ser actividades que requieren de la presencia de expertos, podrían tardar más de lo esperado con tal de cumplir con las normas gubernamentales de prevención de la enfermedad del coronavirus de cada estado.

Recuerda que esto podría ocasionarte un cierre de hipoteca más elevado por los servicios ofrecidos durante tu solicitud.

También te puede interesar: