Evita estos 8 errores típicos que se cometen al comprar una casa por primera vez

Nadie está exento a cometer errores, pero evitarlos te augura tener más dinero

Evita estos 8 errores típicos que se cometen al comprar una casa por primera vez
Los compradores de casa por primera vez pueden llegar a idealizar mucho y cometer traspiés que se resienten en el bolsillo.
Foto: Tumisu / Pixabay

Comprar un patrimonio no es una tarea sencilla, existen muchos nervios y ansias al momento de realizar tu primera compra, mismos que pueden llevarte a cometer desatinos. Si no quieres volver a cometer las mismas equivocaciones por las que han pasado posiblemente tus padres y amigos, entonces evita estos 8 errores típicos al comprar una casa por primera vez.

1. No calcular la cantidad de casa que puedes pagar

Es de los puntos más importantes, no puedes comenzar a ver casas si antes no has revisado tus propias finanzas, es como hacer castillos en el cielo.

Antes de comenzar a visitar casas e incluso de ver préstamos hipotecarios, te recomendamos que uses calculadoras de accesibilidad hipotecaria para saber qué rango de precios es asequible para ti y si es posible que realmente puedas solventarla.

2. “Comprar” una casa en tu mente antes de tener una hipoteca

Hacer tu cálculo no te garantiza que puedas comprar cualquier tipo de casa. Sé realista. Asistir a casas abiertas, revisar vecindarios e ilusionarte puede jugarte en contra a la hora de solicitar una hipoteca.

Las calculadoras te dan una estimación de lo que podrías pagar, pero la solicitud de un préstamo hipotecario requiere de más requisitos que definirían la cantidad de lo que te podrían dar. Cifra que posiblemente esté alejada del rango de precios que habías visto, sea demasiado alto o bajo. Para evitar este error, acércate con un profesional de hipotecas para obtener una calificación previa y saber cuánto están dispuesto a prestarte.

3. Obtener sólo una cotización

Las tasas de interés hipotecarias varían de prestamista a prestamista, al igual que las tarifas como los costos de cierre y los puntos de descuento.

Según NerdWallet, un prestatario típico podría ahorrar $430 dólares en intereses sólo en el primer año al comparar cinco prestamistas. Además, para no afectar tu puntaje de crédito, es bueno que sepas que realizar todas las solicitudes de hipoteca durante un plazo de 45 días, contarán como una sola consulta antes de afectar tu puntaje. Lo mejor es que para ese entonces ya hayas tomado una decisión.

4. No verificar o corregir informes de créditos

Los prestamistas hipotecarios analizan tus informes de crédito, entre otros requisitos, para decidir si aprueban un préstamo y a qué tasa de interés lo harán. Si tu puntaje o informe de crédito no es bueno o incluso tiene errores, eso te afectaría en que acepten tu hipoteca o podrían cotizarte una tasa de interés más alta a la que realmente podrías acceder.

5. Hacer un pago inicial bajo

Aunque no necesariamente tienes que hacer un pago inicial del 20% para comprar una casa, también es cierto que evitar un pago inicial bajo, te va a traer más beneficios. Si bien existen programas que te permiten dar hasta un pago inicial del 3% sin afectarte tanto, tener un pago inicial lo más grande posible te dará una hipoteca más pequeña y unos pagos mensuales más asequibles.

6. No buscar programas para compradores de vivienda por primera vez

Al ser tu primera vez, seguramente no estás enterado de que existen programas del gobierno que pueden ayudarte en tener un pago inicial bajo o incluso puedan solventar los costos de cierre, mismos que podrían asemejarse a los del pago inicial por una casa.

Revisa en el Departamento de Agricultura, el Departamento de Asuntos de Veteranos o en la Administración Federal de Vivienda las opciones que tienen para compradores de primera vez y los requisitos de cada uno de sus programas. También cada estado o ciudad podría tener sus propios programas que te beneficiarían.

7. Quedarte sin ahorros

Si compras una casa de propiedad previa, ten por seguro que es casi inevitable que realizarás alguna reparación. Si hacer el pago inicial y luego solventar la hipoteca no es un proceso sencillo, este tipo de costos hacen que puedas quedarte sin capital y eso no es muy bueno para tus finanzas porque tampoco sabes cuándo puede suceder un imprevisto.

Tus ahorros para casa no deben escasear con el apoyo de los programas de vivienda y buscando las mejores opciones de hipoteca para que así no te descapitalices de un solo golpe. Si crees que eso puede suceder, te recomendamos entonces esperar un poco más hasta tener los fondos suficientes para estar seguro ante cualquier situación.

8. No contemplar los costos de propiedad de la vivienda

Como se mencionó en un punto anterior, los costos de cierre por una hipoteca pueden ser tan elevados como lo es el pago inicial; si no lo contemplas, puedes estar en un problema de solvencia. Algunos prestamistas te permitirían financiar esos costos dentro de tu hipoteca, pero eso ocasionaría que tus pagos mensuales aumenten y te salgan aún más caros por los intereses que se generan. Lo mejor es hacer un único pago por esos costos.

Pero los pagos no terminan ahí. Tener una casa es el inicio de una serie de gastos que harás de por vida. Si bien te ahorras el costo de un alquiler que se compensa con el pago mensual de tu hipoteca, ahora tienes la responsabilidad de pagar todas las facturas acumuladas mensualmente por lo servicios que ocupas en tu hogar. Puede parecer algo obvio, pero es cierto que muchos compradores de primeva vez no lo contemplan y sus finanzas lo resienten con el pasar del tiempo.

También te puede interesar: