Por qué tus impuestos serán un gran problema si te cambiaste a un nuevo estado por la crisis

La situación puede ser tan complicada como el simple hecho de que hay estados en los que debes de reportar tus ingresos y pagar tus impuestos así hayas trabajado ahí solamente un día

Por qué tus impuestos serán un gran problema si te cambiaste a un nuevo estado por la crisis
Hay personas que tendrían que pagar una doble imposición por haberse mudado, temporalmente, por el covid-19.
Foto: Pexels

La actual temporada de impuestos, igual que la pasada, han sido caóticas, por todo el contexto que hay alrededor de lo que ha provocado el covid-19.

Un problema más se suma para aquellos contribuyentes que cambiaron de estado o lugar de residencia, justamente por el coronavirus.

Para muchos, sino es que para la mayoría el home office, puede ser algo común que se dio en esta pandemia y que no debe de conllevar a ningún riesgo. Sin embargo, lo que se pasa por alto es que en varios estados se deben de pagar impuestos estatales por esta modalidad de trabajo.

El sitio CNTE lo explica con el siguiente ejemplo: si una persona se mudó a Nueva York porque ahí tiene familia, y el home office le permitía pasarla cerca de ellos, cualquier ganancia que genere en ese estado, aún y cuando este sea de forma remota, es considerada como ingreso imponible y por lo tanto, debes de pagar impuestos por ello.

Lee: Por qué no informar sobre las criptomonedas te puede meter en problemas con el IRS

La situación puede ser tan complicada como el simple hecho de que hay estados en los que debes de reportar tus ingresos y pagar tus impuestos así hayas trabajado ahí solamente un día.

Según Jared Walczak, vicepresidente de proyectos estatales de Tax Foundation, le dijo a CNTE que incluso si solamente revisas un email de trabajo, podrías tener la obligación de presentar impuestos por ello.

Es decir, te cobran impuestos por tener tu oficina en ese estado, aún y cuando no te encuentres trabajando. Actualmente se aplica en siete estados de Estados Unidos: Arkansas, Connecticut, Delaware, Nebraska, Nueva York y Pensilvania. Massachusetts la asumió temporalmente por la pandemia. Se le llama regla de conveniencia.

Y se complica cuando, además de tener tu oficina en determinado lugar, te cobran impuestos por trabajar desde otro estado: es la llamada doble imposición.

Cabe destacar que, en la mayoría de los estados de Estados Unidos, la fecha en la que se termina le temporada de impuestos es el 15 de abril. Aunque varios funcionarios y políticos le han hecho la petición al Internal Revenue Service de que extienda la temporada, como lo hizo el año pasado, el Servicio de Rentas Internas ha dicho que la fecha sigue como lo previsto.

Lee: Por qué la temporada de impuestos podría complicar la tercera ronda del cheque de estímulo

Así que, si los impuestos estatales te están dando dolor de cabeza, lo más probable es que tengas que pedir una extensión de declaración de impuestos, lo que te dará más tiempo para hacer la presentación, pero no para el pago, ese lo debes de hacer en la fecha correspondiente.

¿Qué hacer?

La recomendación de los expertos fiscales es ver qué deducciones fiscales puedes hacer, además, aplicar para algunos de los créditos tributarios que ofrece el Internal Revenue Service, así se podrá bajar la factura de impuestos federal y estatal.

***

También te puede interesar:

-Cómo le afectará el Crédito Tributario por Hijos de $3,000 dólares a tus impuestos
-Qué hacer si al revisar tu reembolso de impuestos, te aparece un aviso de que tu “declaración de impuestos está en proceso”
-Cómo lograr que tu hijo tenga un ahorro grande y lo pueda usar libre de impuestos, guardando solo $25 por día
-El IRS está pagando millones de dólares en intereses por retrasar los reembolsos de impuestos: cómo funciona el pago
-¿Qué pasa si no tengo para pagar mis impuestos de este año?