“Priority mode”, el polémico programa que agrega viajes y recorta las ganancias a los conductores de Lyft

Los conductores llaman al programa 'modo de pobreza' porque han visto afectadas sus ganancias

“Priority mode”, el polémico programa que agrega viajes y recorta las ganancias a los conductores de Lyft
Como otras compañías de transporte privado, Lyft sufre por la pandemia de coronavirus.
Foto: Drew Angerer / Getty Images

Los viajes de la empresa de transporte privado Lyft bajaron un 75% desde mediados de abril y aunque la compañía ha recuperado pasajeros desde entonces, la reducción en noviembre, con respecto al año anterior, fue de un 50%.

Con el bajo volumen de viajes, la mayoría de los conductores buscan viajes a como dé lugar para llegar a fin de mes, por lo que la empresa lanzó el “priority mode”, una modalidad en la que los conductores tienen más viajes… a costa de un 10% de sus ganancias.

“Lanzamos el ‘priority mode’ al comienzo de la pandemia para ayudar a los conductores a estabilizar sus ganancias y darles otra opción sobre cómo hacer el mejor uso de su tiempo”, respondió un portavoz de Lyft al portal de noticias CNET a través de un correo electrónico. “Es una de las muchas formas en las que trabajamos continuamente para mejorar la plataforma para que los conductores puedan alcanzar sus metas personales”.

El “priority mode” también ayuda a Lyft a competir con Uber al mantener más conductores disponibles para recoger viajes. Dado que muchos conductores usan ambas aplicaciones, el “modo de prioridad” podría hacer que esos conductores elijan Lyft en lugar de Uber.

A fines de septiembre, Earla Phillips recibió un desconcertante correo electrónico de Lyft. La empresa notificarles sobre una nueva función llamada “modo de prioridad”.

“Active el modo de prioridad para ganar más”, decía el correo electrónico. A los conductores que optaron por participar se les dijo que obtendrían un puñado de horas “prioritarias” por semana en las que obtendrían más viajes que los conductores que no usaban la función.

“Sabía que esta era otra forma de que la compañía tomara más dinero de los conductores”, dijo Phillips. “La primera semana ni siquiera me molesté en encenderlo”.

A pesar de su escepticismo, Phillips finalmente cedió y le dio una oportunidad al modo de prioridad. Consiguió algunos viajes, usó sus horas y no notó mucha diferencia. Sin embargo, lo que fue notable fue que cuando desactivó el modo de prioridad, dijo que apenas tenía viajes.

Este programa es el último intento de Lyft para hacer frente a la pandemia de coronavirus, que ha afectado a la industria de los viajes compartidos porque personas de todo el mundo se han refugiado en su casa para evitar contagios.

J. Fueser, un investigador de RideFair, una coalición que trabaja para regular el transporte compartido, dijo que las empresas deben tener conductores circulando en todo momento para garantizar que los pasajeros no tengan que esperar mucho para los viajes. Pero la pandemia ha creado una escasez de viajes que dificulta que los conductores recojan suficientes pasajeros para ganar un salario mínimo.

“El programa de prioridad funciona porque la oferta laboral es indefinida”, dijo Fueser. “No funcionaría si la gente no estuviera desesperada por obtener ingresos en este momento. Es una carrera hacia el fondo”.

¿Abuso laboral?

Los foros de conductores en línea están llenos de quejas sobre el modo de prioridad. Se ven sentimientos similares en Twitter y en sitios de conductores como Rideshare Guy y UberPeople. Un conductor de Lyft incluso inició una petición en Change.org llamada “Salvar a los conductores de Lyft” pidiendo a la empresa que se deshaga del modo de prioridad.

La interpretación de Lyft es diferente. El portavoz dijo que la compañía recibió comentarios positivos para el modo de prioridad durante un programa piloto, por lo que lanzó una versión actualizada para más conductores en agosto. Actualmente, el modo de prioridad parece estar disponible para todos los conductores en Toronto, Austin y Miami. El portavoz se negó a especificar dónde está disponible o si Lyft tiene la intención de llevarlo a otras ciudades o en todo el país.

Tanto Lyft como Uber han reducido constantemente el salario de los conductores a lo largo de los años. Hace aproximadamente una década, cuando comenzaron las empresas, los conductores podían esperar ganar aproximadamente $20 dólares por hora después de los gastos. Ahora se cree que esa cantidad se redujo a la mitad. Según un estudio de 2019 del Instituto de Política Económica, los conductores de Uber ganan alrededor de $9 dólares por hora.

A lo largo de los años, las empresas han tomado otras medidas que afectan las ganancias de los conductores, pero no son exactamente recortes salariales. Por ejemplo, Lyft ha reducido su tarifa de cancelación para pasajeros de $5 a $2 dólares más tiempo y distancia. Y Uber ha aumentado su comisión a los conductores del 20% al 25%. Ambas empresas también han luchado contra los reguladores para oponerse a las leyes de salario mínimo en ciudades como Nueva York y Seattle. En California, fueron parte de una campaña de medidas de votación de 205 millones de dólares para asegurarse de que los conductores no fueran clasificados como empleados en el estado.