¿Puedes tomar terapia u otro tipo de tratamientos mentales con tu seguro médico?

Revisa bien tu póliza para saber si tienes cobertura para problemas mentales

¿Puedes tomar terapia u otro tipo de tratamientos mentales con tu seguro médico?
Si sufres de algún problema emocional, psicológico o un trastorno mental, ¿tu seguro médico cubre tu tratamiento?
Foto: Andrea Piacquadio / Pexels

En muchas ocasiones consideramos que podemos lidiar con cualquier problema emocional, psicológico o de índole mental, que postergamos alguna visita con un terapeuta. Un psicólogo cuesta dinero y además puede volverse un gasto recurrente dependiendo del tiempo que te tome retomar tu bienestar. Y a pesar de tener seguro médico, puede que te detengas sin saber si realmente te cubre este tipo de servicios.

Uno de cada 25 adultos experimentan una enfermedad mental grave que interfiere con las principales actividades de la vida cada año, según la Alianza Nacional de Enfermedades Mentales. Pero tenemos una información beneficiosa para las personas que requieren de algún tipo de terapia o tratamiento: su seguro médico podría cubrir la terapia y otro tipo de tratamientos de ese estilo.

Cada vez más son los seguros médicos que cubren la salud mental, incluyendo el bienestar psicológico, social y emocional en todas las etapas de la vida, según MentalHealth.gov. Afortunadamente, se está reconociendo que una buena salud mental es tan importante como la física, por lo que por ley federal ha ampliado la cobertura del seguro para enfermedades mentales. De hecho, un trastorno mental puede conducir a problemas de salud física como la obesidad o el uso de drogas.

Rachel Kazez, trabajadora social clínica y terapeuta con sede en Chicago, mencionó en The Simple Dollar que “nuestra salud mental afecta la forma en que nos cuidamos físicamente, desde nuestra motivación para mantenernos limpios y activos hasta los comportamientos físicos poco saludables que usamos para hacer frente a nuestras emociones o pensamientos”.

La Ley de Paridad de Salud Mental y Equidad de Adicciones de 2008 establece que si los empleadores ofrecen beneficios de seguro de salud mental, no pueden tener requisitos más restrictivos que los que se aplican a los beneficios de salud física. Eso significa que si tu seguro requiere un copago de $20 dólares para la mayoría de las visitas al médico, deberías tener un copago similar al consultar a un psicólogo, según la Asociación Estadounidenses de Psicología (APA, por sus siglas en inglés).

Es importante revisar que en la póliza de tu seguro médico haya alguna descripción sobre los beneficios donde se incluya información sobre servicios de salud del comportamiento o cobertura para trastornos de salud mental y por uso de sustancias que puedan examinarse por medio de:

  • Tratamientos conductuales como psicoterapia y asesoramiento.
  • Servicios para pacientes hospitalizados por problemas de salud mental y conductual.
  • El tratamiento de los trastornos por uso de sustancias.

No todos los seguros médicos se han actualizado, por eso es importante que te acerques tanto a tu empleador como a la compañía que les maneje el servicio para solicitar un cambio oportuno que te beneficie y te mantenga tranquilo sobre posibles problemas de salud mental.

También te puede interesar: