Al perder el trabajo te quedas sin seguro de vida de empleado, ¿qué hacer para no quedar más desprotegido?

Hay opciones a corto plazo que pueden convenirte
Al perder el trabajo te quedas sin seguro de vida de empleado, ¿qué hacer para no quedar más desprotegido?
Además de buscar nuevo trabajo durante esta pandemia, también busca proteger tu vida y a tu familia.
Foto: Kalhh / Pixabay

Si hay alguna huella marcada que ha dejado la afectación económica provocada por el coronavirus en Estados Unidos es la del desempleo. Tan sólo en julio se informó que 16.3 millones de estadounidenses estaban desempleados en comparación con poco más de 6 millones del año anterior, recuperando cerca de 3 millones de empleos en agosto, según la Oficina de Estadísticas Laborales. Sin embargo, esos 13.5 millones de desempleados han perdido más que el empleo, se han quedado sin su seguro de vida de empleado que muchos ni siquiera sabían que tenían.

Muchos de los trabajos en EE.UU. manejan una póliza de seguro de vida para sus trabajadores en caso de algún accidente laboral. Desde el momento en que la persona deja de trabajar para la empresa, el exempleado deja de estar asegurado. Si estás en esta situación te decimos qué debes hacer para no quedarte desprotegido.

1. Contempla qué necesitas

Los seguros para empleador te brindan cobertura mientras trabajas para la empresa o compañía que te lo brinda; si te despiden o renuncias pierdes esta prestación. En estricto sentido no es un seguro de vida plena, aunque puede proteger a tu familia en caso de tu pérdida.

Si eres la persona que carga con el peso económico de tu familia, es posible que sí debieras contemplar sustituir esta póliza perdida por un seguro de vida, previniendo cualquier situación que pudieras sufrir para no dejar desamparados a tus seres queridos. Si en cambio las finanzas de tu familia están repartidos entre varios integrantes y por el momento estás desempleado, tal vez podrías ahorrarte esta póliza sin preocuparte por esta situación.

2. No tardes tanto tiempo en reaccionar

“Si estás desempleado recientemente y quieres continuar [teniendo] un seguro de vida, probablemente deberías aprovecharlo lo antes posible”, dijo Scott Holeman, director de relaciones con los medios del Insurance Information Institute, para NerdWallet. De acuerdo con Holeman, las aseguradoras tienden a investigar si tienes empleo para confirmar que puedes pagar las primas. Si te quedas sin trabajo, es posible que las compañías no vean riesgo en ti siempre y cuando compruebes que es reciente tu desempleo y, sobre todo, que tienes potencial laboral.

3. Acércate a recursos humanos de la empresa

Como lo hemos mencionado, las empresas suelen asegurar a sus empleados por cualquier accidente dentro de su área de trabajo. Entonces, incluso aunque te hayan despedido, acércate al departamento de recursos humanos de tu empleador para confirmar un posible regreso.

Acercarte a ellos te va a permitir obtener información acerca de tu futuro laboral, pero también ver si puedes cambiar la póliza a una individual que te mantenga protegido sin trabajo, aunque tú tengas que solventar ese gasto. Asimismo, mantener tu póliza te puede permitir transferir la cobertura a un nuevo empleador.

4. Evalúa las posibilidades

Tal vez puedes optar por seguros de vida a corto plazo o de menor cobertura que te permitan estar protegido mientras encuentras un trabajo estable. Existen opciones con primas baratas como los seguros de vida accidental o de gastos finales.

También contempla que el valor de las pólizas de seguro de vida individuales puede variar debido a diferentes características, desde la cobertura hasta la edad del solicitante y su estado de salud. Entre más grande o con serios problemas de salud, un seguro de vida puede salirte muy caro, con menor cobertura o incluso puedes ser rechazado por las compañías.

También te puede interesar: