Qué debes hacer si fuiste víctima de robo de identidad en Estados Unidos

Es un proceso largo que debes comenzar desde el momento en el que sabes que has sido víctima de este delito
Qué debes hacer si fuiste víctima de robo de identidad en Estados Unidos
Muchos criminales pueden hacerse pasar por ti para abrir cuentas bancarias y tarjetas de crédito. Ése es el robo de identidad.
Foto: Alex Iby / Unsplash

El robo de identidad se ha expandido en Estados Unidos tanto como el propio coronavirus. Es una plaga que ya existía antes del COVID-19 y que ha aprovechado el encierro provocado por la enfermedad para vulnerar los dispositivos de sus víctimas.

En cuanto obtienen tu información, los ladrones son veloces en tratar de sacarle el mayor provecho. Abren cuentas bancarias, tarjetas de crédito y buscan explotar cualquier beneficio que pueda brindarles tu número de seguro social. Cuanto más tardes en darte cuenta, más daño puedes tener.

¿Qué hacer cuando te percatas que fuiste víctima de robo de identidad? Te damos algunos consejos.

1. Repórtalo ante la FTC y la policía

La Comisión Federal de Comercio (FTC) es la instancia federal a la que de manera inmediata tienes que dar aviso en cuanto te percatas que has sido víctima de robo de identidad. De esta forma, tanto tus acreedores y empresas identificarán que estás diciendo la verdad, porque si mientes ante esta instancia podrías tener sanciones penales serias.

Aunque en teoría presentar una denuncia ante la FTC debería ser suficiente, hay ocasiones en las que para cancelar una tarjeta de crédito o cerrar una cuenta bancaria, te van a invitar a hacer un reporte policial también. Esto se debe a que para abrir nuevas cuentas, los ladrones pueden presentar identificaciones falsas. Con dichas credenciales, como puede ser tu licencia de conducir, pueden realizar otro tipo de delitos como puede ser un asalto como si fueras tú.

2. Agrega alertas de fraude a tu informe de crédito

Si bien tu banco y tarjetas de crédito enlazadas podrían avisarte por correo electrónico cuando hay movimientos extraños en tus cuentas, otra cosa muy distinta surge cuando aprovechando tu información personal abren un sinfín de otras opciones de préstamos. Todo tipo de crédito que abres va directamente a tu informe, por lo que, si no lo revisas con frecuencia, puedes tardarte semanas, meses e incluso años en darte cuenta que alguien más se hace pasar por ti. Entre más tiempo, más daño a tu crédito y menos opciones de recuperación tendrás.

Por eso, incluso antes de que te suceda algún daño directo, es mejor agregar una alerta de fraude a tu informe de crédito. Estos mensajes de prevención notifican a las compañías de tarjetas de crédito que tu identidad pudo haber sido robada. También se les invita a tomar medidas más estrictas de identificación como hablarte por teléfono antes de aprobar cualquier solicitud de crédito.

Es completamente sencillo y gratis, porque a pesar de que existen tres agencias de crédito (Experian, Equifax y TransUnion), avisando de esta situación a alguna de ellas, enviará un informe a las otras dos oficinas.

3. Congela tu crédito

Una cosa es generar una alerta y otra detener el problema. Que las agencias te informen cada vez que una cuenta se ha abierto con tu nombre no es suficiente. Así como tú, es posible que las compañías de crédito tampoco se enteren de manera inmediata sobre tu reporte.

Una congelación de crédito provoca que los acreedores no puedan acceder a tu archivo de crédito en absoluto. Y luego de que la mayoría de los emisores de crédito requieren de una verificación del mismo, es poco probable que alguien más pueda recibir una aprobación, incluido tú.

4. Elimina las consultas fraudulentas de tu informe crediticio

Hay dos formas de hacerlo:

  1. Llamar al banco o emisor de crédito donde se abrieron las cuentas. Esto tendrás que hacerlo con cada compañía en la que constates que solicitaron algún servicio a tu nombre.
  2. Hacer una reclamación a a las agencias de crédito por solicitud. A diferencia de la alerta, aquí es importante que te comuniques con cada una de las oficinas para poder eliminar estas solicitudes falsas.

En este punto también es importante que repitas todos los pasos hasta aquí descritos con el sistema de ChexSystems el cual es un informe sobre tus cuentas bancarias. A pesar de que puedas evitar que soliciten un nuevo crédito, es posible que algunos bancos no requieran del informe crediticio para abrir una cuenta bancaria. Los bancos revisan ChexSystems y si encuentran que estás congelado, entonces te aseguras de que ahora sí nadie pueda utilizar tu identidad para ningún producto financiero.

5. Protégete contra robo de identidad

Abrir cuentas bancarias y de crédito no son las únicas formas de afectarte. Si no te proteges al respecto, tal como lo mencionan en DoughRoller, en el futuro, podrían seguir utilizando tu nombre y número de Seguro Social para presentar una declaración de impuestos fraudulenta, acumular deudas médicas o, más grave aún, acceder a tus cuentas bancarias y de inversión reales.

Los mejores servicios para protección contra robo de identidad son Identity Guard, Identity IQ y LifeLock, los cuales también te pueden ofrecer un seguro contra este delito que reembolsará los fondos o gastos robados relacionados con la recuperación del rodo de identidad.

Recuperar tu identidad financiera puede ser un proceso largo que definitivamente tienes que hacer. Recuerda, entre más pronto, mejor para ti y tu historial de crédito.

También te puede interesar: