Cómo prevenir el robo de identidad para evitar deudas y desfalcos

Pueden desde tu tarjeta de crédito hasta quitarte dinero de tus cuentas bancarias

Cómo prevenir el robo de identidad para evitar deudas y desfalcos
Aunque el internet es la vía más común para el robo de identidad, también debes ser precavido con tu documentación física.
Foto: Mohamed Hassan / Pixabay

Con tantas transacciones por internet y un sinfín de formas de acceder a tu información bancaria, los robos de identidad son cada vez más comunes en Estados Unidos. Desde robo por medio de tu tarjeta de crédito y tus chequeras personales extraviadas hasta el número de tu seguro social, debes estar atento sobre no soltar información importante sobre ti y tus cuentas personales para evitar dolores de cabeza.

A principios de junio de 2019, la empresa de laboratorio clínico Quest Diagnostics reveló que 12 millones de personas podrían haber visto comprometida su información personal, incluidos datos financieros, números de seguro social e información médica por una filtración digital, tal como lo señaló CNBC. Esto es sólo un ejemplo de lo cuán vulnerable puede estar tu información personal y bancaria en cualquier sitio.

Para evitar que seas un caso más en la lista, te damos algunos consejos para que te puedas prevenir sobre el robo de identidad con base en las recomendaciones de la Comisión Federal de Comercio.

1. Asegúrate de identificar con quien compartes información personal

Así te soliciten información personal en línea, en persona o por teléfono, debes asegurarte de quién te la solicita, desde la persona que te lo pide hasta la empresa para la que trabaja hasta estar tranquilo de que son confiables. Es importante que identifiques al empleado que te ha solicitado que brindes tu información porque puede ser el responsable de filtrar dichos datos sobre ti y tu cuenta bancaria. Si realizas compras por internet, procura ingresar sólo a portales reconocidos.

2. Almacena y elimina tu información de forma segura

Muchas de las estafas relacionadas con cheques personales y hasta con el número de seguro social se debe al extravío de tus documentos. Debes mantenerlos a salvo siempre, por ello es recomendable no estar cargando con documentación financiera importante a cada rumbo al que vas.

3. Pregunta sobre la necesidad de tu información personal

Tal como lo menciona GOBankingRates, incluso si la persona o el establecimiento que solicita información personal es alguien de tu confianza como puede ser tu lugar de trabajo, un negocio que frecuentas, la escuela de tu hijo o el consultorio de un médico, pregúntales porqué necesitan esta información y averigua si hay consecuencias de no compartir. Si debes compartir información personal, pregunta hasta por cómo el receptor la protegerá.

4. Utiliza antivirus y métodos de seguridad electrónicos

Existen opciones de software de antivirus, antispyware y firewall para evitar que sitios fantasma o correos electrónicos de phishing puedan ingresar a tus equipos electrónicos y se roben información personal relevante. También funcionan sobre redes de Wi-Fi públicas, las cuales hacen más vulnerables a los equipos de las personas.

Aun cuando tus aparatos electrónicos estén en casa u oficina, siempre ponles contraseña y lee las políticas de privacidad en línea con atención para comprender exactamente qué información podrías compartir.

5. Revisa tus cuentas y tarjetas de crédito de manera frecuente

No es necesario que lo hagas a diario o cada semana, pero aunque sea una vez cada tres meses revisa tus facturas y cuentas bancarias para identificar que no haya recursos que se estén utilizando y no te hayas percatado. Siempre ten comunicación con tu banco, la entidad financiera con la que trabajes y las autoridades cuando sospeches de que estén haciendo uso de tu dinero, tu tarjeta de crédito o tengas problemas con cuentas de jubilación, Seguro Social o inversiones.

También te puede interesar: