Qué deberías hacer cuándo has descubierto que has sido estafado

Nadie está exento de vivir una estafa

Qué deberías hacer cuándo has descubierto que has sido estafado
Por más alertas que nos indiquen que estamos cayendo en una estafa, hay veces en que es inevitable.
Foto: Gerd Altmann / Pixabay

Desde la más pequeña cantidad a hasta cifras millonarias, hoy en día los fraudes están a la orden del día. Y desde que la pandemia de coronavirus está presente, los estafadores aprovechan el miedo de sus víctimas para engañarlos y dejarlos en la ruina.

Por años se ha pensado que las víctimas son aquellas más crédulas o vulnerables, sin embargo, los $40 mil y $50 mil millones de dólares al año que pierden los estadounidenses por estafas de inversión, según el Centro de Investigación de Fraudes Financieros, hace pensar que es más común caer en alguna de estas tretas.

Te damos algunos consejos si quieres prevenirte o saber qué necesitas hacer después de caer en una estafa.

1. Atento a las alertas

Llamadas extrañas o que no te devuelven después de haber aportado alguna cantidad monetaria, propuestas milagrosas o cualquier señal de alerta que detectes, entonces detente, da varios pasos hacia atrás y cuida tu dinero de cualquier propuesta. A todos nos gustaría ganar más dinero del que invertimos en algo o por un premio, pero que eso no nos lleve a arriesgarlo con extraños.

2. Llama a las autoridades

Por vergüenza o alguna otra razón, pero existen millones de personas que no denuncian la situación. El estudio de la Fundación AARP encontró que sólo el 29% de las víctimas se comunicaron con las autoridades. Sí, caer en una estafa no es motivo de orgullo, pero dejarlo crecer si no denunciamos nos convierte en cómplices indirectos. Cuidado que también existen estafadores de recuperación de fraudes y que te podrían cobrarte sin ninguna solución.

3. Guarda pruebas o toma nota

Guarda copias de estados de de cuenta que recibió, junto con los cheques cancelados, correos electrónicos y otros documentos relevantes. Los cheques cancelados, por ejemplo, podrían ayudar a los investigadores a rastrear dónde se depositó el dinero. Como sea, procura tener algún tipo de prueba para la denuncia.

4. No te culpes

Tal como lo sugiere Investopedia, aunque es posible que te hayas perdido en lo que parecían ser señales de alerta obvias, no eres el primero y, lamentablemente, no serás el último. Es complicado reconocer que caíste en la trampa, pero no seas demasiado duro contigo mismo.

5. El tiempo es oro

Como cualquier otro tipo de delito, no esperes demasiado en entablar una denuncia. Debes ser consciente de que las probabilidades de recuperar todo tu dinero es realmente poco, pero entre más te tardes, menos será posible de volver a ver cualquier centavo perdido.

Si has sido víctima de este tipo de robo, llama a la policía de tu localidad para enviar una alerta y/o informa de esta situación a la Oficina Estatal de Protección al Consumidor de que localidad a través del portal del gobierno de EE.UU. y saber cómo puedes proceder para intentar encontrar tu dinero, aunque éste sea poco probable de que regrese.

También te puede interesar: