¿Qué es el impuesto mínimo global que propone la secretaria Yellen y cómo ayudaría a tu economía?

Aumentar la tasa impositiva a las grandes corporaciones sería fundamental para compensar el costo de futuras propuestas de estímulo de la administración Biden

Janet Yellen, secretaria del Tesoro de la administración Biden.
Janet Yellen, secretaria del Tesoro de la administración Biden.
Foto: Alex Wong / Getty Images

La secretaria del Tesoro, Janet Yellen, trabaja con sus pares de otros países en un acuerdo para actualizar las reglas de impuestos corporativos y establecer un impuesto mínimo global. La administración Biden considera aumentar los aranceles a las grandes empresas para financiar su gasto.

El Washington Post informó que, de aprobarse, podría ser uno de los mayores logros de Yellen, fundamental para cualquier impulso del presidente Joe Biden de aumentar los impuestos para compensar el costo de futuras propuestas de estímulo.

Yellen participa en las negociaciones de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) sobre cómo actualizar las normas fiscales globales para reflejarlas en la economía digital. Un pilar del trabajo del grupo se centra en un impuesto mínimo global no vinculante.

Las charlas se producen cuando la administración Biden ha considerado incluir un aumento de impuestos en su próximo paquete legislativo importante, que podría ser un proyecto de ley de infraestructura. Durante su campaña presidencial, Biden propuso aumentar la tasa impositiva corporativa del 21 al 28%.

Los legisladores republicanos han expresado su preocupación de que tal aumento en la carga impositiva afecte la competitividad de Estados Unidos y haga que las empresas se muden al extranjero, ya que muchos países han recortado sus impuestos corporativos en los últimos años. La ley tributaria de 2017 del presidente Trump redujo la tasa impositiva corporativa del 35 por ciento al 21 por ciento.

Yellen expresó que “la administración Biden buscará un acuerdo multinacional integral para actualizar las reglas tributarias globales de manera que establezcan normativas mínimas que eviten la transferencia global de ganancias y aseguren que las corporaciones paguen una parte justa””.

“Seguiremos de una manera que se mantendrá la competitividad y disminuirá los incentivos que las empresas estadounidenses tienen ahora para las actividades offshore”, agregó.

The Post informó que podría ser un desafío que se implemente cualquier acuerdo de la OCDE sobre un impuesto mínimo global debido a su naturaleza no vinculante. El periódico también informó que cualquier acuerdo probablemente necesitaría ser aprobado por el Congreso, lo que podría ser difícil de acuerdo con los detalles del arreglo.

Con información de The Hill