Qué es la tarifa de adquisición para alquilar un auto

Si la detectas a tiempo, podrías incluso eliminarla de tu contrato de arrendamiento

Qué es la tarifa de adquisición para alquilar un auto
Rentar un automóvil es una opción para aquellos que no tienen el suficiente dinero para comprar, aunque deben tener cuidado con las tarifas de adquisición.
Foto: Jeshoots / Pexels

Una tarifa de adquisición es un pago que se debe realizar cuando alquilas un automóvil u otro tipo de vehículo. Dependiendo de la compañía, también es conocida como tasa de asignación, tasa administrativa o tasa de originación.

Esta tarifa funge de manera similar a los pagos de iniciación de cualquier préstamo. Esta cantidad cubre el costo para iniciar el préstamo y realizar una verificación de crédito de un consumidor. Para los arrendamientos de automóviles, esto se conoce como tarifa de adquisición.

De acuerdo con Bankrate, una tarifa de adquisición para un alquiler de automóvil varía entre $300 y $1,000 dólares y depende del costo del vehículo. En general, cuanto más caro es el automóvil, mayor es la tarifa de adquisición. Un vehículo de lujo casi siempre vendrá con una tarifa de adquisición más alta que un sedán de gama media.

Este pago puede solventarse por adelantado en un único desembolso o podrías incorporarlo a tu tasa de interés anual (APR) del préstamo. La buena noticia es que la tarifa de adquisición no se afecta por el puntaje de crédito, los ingresos u otros factores personales del prestatario como ocurre con las tasas de interés. Lo más recomendable es hacer un pago único, porque si lo pones como parte del préstamo, pagarás intereses.

Usualmente esta tarifa está oculta dentro del contrato de arrendamiento, sin embargo, si al leerlo, revisarlo, antes de firmarlo debes corroborarlo con tu prestamista. Legalmente ellos están obligados a revelar cualquier tarifa o cargo adicional si lo solicitas.

Otra buena noticia es que no todas las empresas tienen la tarifa de adquisición o es posible que puedas negociar que renuncien a ella. Los prestatarios pueden solicitar a la empresa de arrendamiento que desista de este cobro, pero depende de sus políticas hacerlo, por lo que sin problema pueden negarse. Si no te convence, puedes buscar alguna empresa que no la tenga.

La ventaja es que puedes evitar la tarifa de adquisición si la notas antes de firmar oficialmente el contrato. Recuerda que un poder que tienes a la hora de la negociación, es la posibilidad de encontrar aquella empresa de arrendamiento que no tenga esta tarifa, por lo que no deberías dejarte presionar por aceptar términos y condiciones en un contrato de alquiler del auto con el que no estés satisfecho.

También te puede interesar:

• Si tienes un accidente de automóvil, qué hacer para que tu seguro responda al reclamo rápidamente
• 10 formas muy sencillas de reducir los costos mensuales de tu automóvil
• Los 11 factores que sirven para determinar la tarifa de tu seguro de automóvil