10 formas muy sencillas de reducir los costos mensuales de tu automóvil

La forma en que uses tu auto te puede hacer gastar más dinero del que quieres

10 formas muy sencillas de reducir los costos mensuales de tu automóvil
Un uso rudo de tu automóvil puede generar que gastes más en él.
Foto: Puria Berenji / Unsplash

Tener un vehículo para uso particular puede ser una buena inversión en cuanto al tiempo que te hará ahorrar en tus trayectos, sin embargo, te puede generar otro tipo de costos que no habías contemplado y que se verán reflejadas en tus finanzas personales.

Aquí te damos algunos consejos de Go Banking Rates que te harán ahorrar dinero en el uso de tu auto.

1. Cuida tu forma de conducir

Las altas velocidades, la aceleración brusca y el frenado fuerte pueden reducir la eficiencia de tu combustible desde un 15% hasta un 30% en la autopista y de hasta un 40% en el tráfico entre frenados y aceleraciones constantes, según el Departamento de Energía de EE.UU.

2. No cambies tanto tu aceite

Tal vez habías escuchado que deberías cambiar tu aceite cada 3,000 millas. En la actualidad, esa regla ha perdido vigencia ya que la tecnología automotriz de la mayoría de los vehículos en el mercado les permite rendir mejor con el mismo aceite por hasta 15,000 millas. Revisa las recomendaciones del fabricante o resuelve tus dudas con tu concesionario.

3. Identifica cuál es el mejor aceite para tu motor

El fabricante marca en su manual el grado de aceite que mejor le conviene a tu vehículo. Si eliges un grado de viscosidad incorrecto generas mayor fricción en el motor, un consumo inadecuado de combustible y una invariable reducción de la vida útil de tu motor.

4. Compara precios de gasolina

Aplicaciones gratuitas como GasBuddy, Gas Guru y Waze, disponibles en iOS y Android, pueden ayudarte a encontrar los mejores precios de gasolina.

5. Estaciones de gas chicas, grandes ahorros

Es posible que el uso de las aplicaciones no sea suficiente. Si tienes desconfianza por las pequeñas estaciones de gas que te encuentras en el camino, piénsalo dos veces. Muchas de estas opciones compran gas de compañías petroleras de marca y suelen ser las primeras en reducir los precios del combustible cuando las tasas de petróleo caen, reportó NPR.

6. Olvídate del gas premium

Ya sea con el manual del propietario o con algún experto mecánico de su concesionaria revisa si tu automóvil funciona bien con gasolina regular. Si no necesitas gas premium de ocho octanos, podrías ahorrar entre 20 y 40 centavos por galón.

7. No aditivos

Según la Comisión Federal de Comercio (FTC, por sus siglas en inglés), los denominados potenciadores no funcionan como se anuncia o proporcionan beneficios insignificantes. De hecho, en el mismo reporte aseguran que estos líquidos, cuando ni siquiera te ayudan ni un poco, pueden ser contraproducentes y afectar la vida útil de tu motor.

8. El aire acondicionado

La Agencia de Protección Ambiental y el Departamento de Energía de EE.UU. informan que el funcionamiento de tu aire acondicionado en condiciones de mucho calor puede reducir la economía de combustible de un vehículo convencional en más del 25% especialmente en viajes cortos.

9. Altérnalo con tus ventanas abajo

¿Sabías que tener tus ventanas abajo tiene ventajas y desventajas? De acuerdo con Inside Energy, cuando conduces más despacio es recomendable bajas las ventanillas de tu auto, pero si vas a alta velocidad en carretera, tener así las ventanillas generará resistencia del viento en el vehículo, forzando tu motor. Aquí es recomendable cerrar las ventanas y utilizar tu aire acondicionado para maximizar tu kilometraje.

10. Anota tus gastos

Si utilizas tu automóvil para tus negocios o por algún uso comercial, junta las notas de tus gastos desde cambios de aceite, asuntos mecánicos y pagos de peaje para que puedas presentarlos como parte de tu deducción de impuestos.

También te puede interesar: