Qué fisuras entre los demócratas pueden poner en riesgo las propuestas económicas del presidente Biden

Existen algunas divisiones en el caucus demócrata que van desde la política exterior hasta cuestiones de impuestos y el gasto en la agenda del presidente, que pueden hacer peligrar la aprobación de sus plan de infraestructura

Qué fisuras entre los demócratas pueden poner en riesgo las propuestas económicas del presidente Biden
Warren, Sanders y Biden. Las diferencias entre los demócratas parecen irreconciliables.
Foto: Win McNamee / Getty Images

Las diferencias dentro del Partido Demócrata comienzan a aflorar después de una “luna de miel” de tres meses en el que liberales y centristas mostraron una unidad impresionante tras la ascensión de Joe Biden.

Los demócratas cerraron filas tras la victoria de Biden, mucho más que cuando una turba de simpatizantes radicales del expresidente Donald Trump saqueó el Capitolio. Sin embargo, en las semanas recientes, las divisiones que siempre han estado presentes se han acentuado sobre temas que van desde la política exterior hasta cuestiones de impuestos y el gasto en la agenda del presidente.

En temas estrictamente económicos, los centristas y los liberales están en desacuerdo sobre el levantamiento del límite en la deducción de impuestos estatales y locales (SALT), que fue limitado a $ 10,000 dólares por el proyecto de ley de reducción de impuestos de Trump para pagar los recortes de impuestos corporativos. El umbral golpeó duramente a los distritos suburbanos demócratas, pero los progresistas, incluido el senador Bernie Sanders, argumentan que levantar el límite ayudaría a los hogares ricos.

Este es un revés para el líder del senado Charles Schumer, quien prometió el año pasado que derogar el límite de las deducciones SALT promulgado por los republicanos sería una prioridad si los demócratas recuperaban el control del Senado.

Un grupo de demócratas de la Cámara de Representantes de Nueva York y Nueva Jersey advierte que es posible que no voten por el American Jobs Plan si no incluye una derogación del límite SALT.

Otro tema que suscita el debate dentro del caucus demócrata del Senado es el monto de los paquete de ayuda de Biden, que aproximadamente costaría $4.1 trillones de dólares, pero podría terminar costando mucho más si todos sus elementos son calificados por la Oficina de Presupuesto del Congreso.

“Es mucho dinero, mucho dinero”, dijo el martes el senador de Montana Jon Tester, un demócrata moderado en un estado que Trump ganó fácilmente el año pasado. “No creo que al final se quede en eso”.

Tester dijo que si bien hay mucha necesidad de inversión en infraestructura, el Congreso debería rebajar al menos a la mitad el costo.

Pero si se deroga el límite de deducción SALT, los legisladores tendrán que aportar miles de millones de dólares en nuevos ingresos para cubrir el impacto presupuestario de esa disposición únicamente. El Comité Conjunto de Impuestos estimó en 2017 que la reforma de las deducciones en la factura tributaria de Trump, incluido el límite a la deducción SALT, produciría $668.4 billones en 10 años.

Los progresistas, incluidos Bernie Sanders y Elizabeth Warren, piden reforzar la agenda de infraestructura de Biden. Ambos senadores también quieren reducir la edad de elegibilidad para Medicare en el American Families Plan.

Warren se ha planteado establecer los 55 años como elegibilidad para el Medicare, además quiere asignar $700,000 millones al cuidado universal infantil, una diferencia muy grande con respecto a los $225,000 millones propuestos por la Casa Blanca o los $425,000 millones cuando se combinan las propuestas de cuidado infantil y de pre kindergarten de Biden.