Qué gastos podrás eliminar de tu lista durante tu jubilación

Muchos de tus hábitos al comprar, consumir y pagar deben cambiar para que disfrutes más tu retiro

Cuando llegues a tu retiro es casi una obligación que tus hábitos de consumo cambien. Debes recordar que ya no tendrás un ingreso regular como cuando trabajabas. Y aunque pudieras tener un beneficio mensual, ya sea por medio de tu Seguro Social, una cuenta para la jubilación (401(k) o IRA) o ambas, es necesario que elimines algunos de tus gastos en tu lista para que disfrutes de la mejor manera tus años dorados.

Hipoteca

Si no buscaste comprar una casa a una edad temprana, no te conviene hacerlo cerca de tu retiro. Pagar una hipoteca es un gasto fuerte para cualquier familia, pero con una jubilación se hace más complicado. Procura liquidar tu hipoteca antes de llegar a tu retiro.

Un segundo automóvil

Tal como lo señala U.S. News, las parejas casadas con ingresos dobles a menudo necesitan dos automóviles para llegar a sus respectivos trabajos, pero eso genera doble gasto de mantenimiento y gasolina. Durante tu jubilación, podrías coordinar tus horarios con tu pareja y compartir un único vehículo para sus actividades.

Además, puedes agregar ganancias a tu cuenta de ahorros para aumentar tu retiro.

Ropa especial

Hay trabajos que requieren de vestimenta profesional, en su mayoría costosa. Cortes de pelo, maquillaje, ropa formal o especializada en alguna actividad, los cuales suelen ser costosas, ya no van a ser necesarios para tu jubilación. Es posible que estés acostumbrado a tenerla, pero puedes cambiar tu guardarropa por algo más cómodo y económico.

Comida fuera de casa

Uno de los gastos más fuertes cuando trabajas es la comida fuera de casa. Ya sea ir a restaurantes o solicitar comida por envío, por muy económicos que sean tus pedidos, gastas más que asegurándote de comer dentro de tu hogar para cuando te retires.

Planear mejor tus viajes

Si la mayoría de los trabajadores desean jubilarse, es por descansar y conocer nuevos lugares que en tiempos laborales no podías. Sólo que muchos cometen el error de programar sus viajes en los mismos momentos en los que lo solían hacer, las vacaciones escolares, cuando los precios son más elevados. Si estás retirado y administras bien tu tiempo, ahora tienes la ventaja de viajar cuando nadie más lo hace, planear con mayor anticipación y cuidado y gastar menos que nadie. Hay empresas que incluso tienen paquetes para retirados.

Pagas precios completos

Entre los beneficios de envejecer es calificar para descuentos especiales. Así como en los viajes, además de agencias de viajes, hoteles y alquiler de coches, hay ciertos servicios con descuentos como en restaurantes, tiendas minoristas e incluso supermercados. Pero estos descuentos luego no están visibles, así que te recomendamos siempre preguntar y cargar con una identificación para demostrar tu edad avanzada.