¿Qué pasa con la deuda de una tarjeta de crédito cuando mueres?

Los herederos no las pagan, aunque podrían verse afectados de alguna manera

¿Has escuchado la frase sobre heredar deudas? Sí pasa, aunque no como lo piensas. Cuando mueres, en muchos casos, dependiendo de tu contrato de la tarjeta de crédito y el estado en el que vivas, las deudas no desaparecen con el finado. El albacea de tu patrimonio es responsable de pagar tus deudas de tarjeta de crédito por medio de tus activos, sin importar si tus deudos se quedan con poca o ninguna herencia.

Es importante dejar en claro que las deudas de tarjetas de crédito no las pagan los familiares, a menos de que haya sido co-firmada por uno de los sobrevivientes. Pero si bien tus seres queridos no pagan tus deudas, si tienes activos y pensabas heredárselos, podrían no tenerlos ni recuperarlos porque tus acreedores podrían cobrarse de aquellos que estuvieran a tu nombre para solventar lo que debes después de la muerte.

¿Cómo se pagan las deudas de tarjetas de crédito después de la muerte?

A este proceso legal de pago de deudas y distribución de bienes a los herederos se le llama sucesión. Si no cuentas con un fideicomiso en vida, no saldas tus tarjetas de crédito antes o te asesoras previamente, un tribunal de sucesiones determinará tus asuntos financieros después de tu muerte. En otras palabras, si no te encargaste a tiempo de desahogar a tus seres queridos de deudas, las heredarán y un tribunal de sucesiones dispondrá de los bienes para pagar a los acreedores antes de que los reclamen, en un proceso que puede durar meses o años.

Según U.S. News, el director ejecutivo de Schomer Law Group, Sott Schomer, aseguró que cuando la persona soltera muere, tiene deudas de tarjetas de crédito, pero no activos, es muy posible que el acreedor probablemente no pueda cobrar la deuda. Pero si los tiene, también se debe considerar si estarían disponibles para el acreedor, por ejemplo, el cobro de un seguro de vida no puede ser considerado como garantía para pagar lo que el fallecido debe. Fuera de esto, el albacea está obligado a cumplir con la regla básica: los beneficiarios no pueden tomar dinero de ninguna herencia sin pagar las facturas antes.

De acuerdo con el portal, la primera deuda que se paga con el patrimonio es la deuda garantizada como lo son los saldos de la hipoteca o un préstamo de automóvil. Si los activos lo permiten, se pagan los honorarios administrativos y de abogados, seguidos de las deudas no garantizadas como las tarjetas de crédito. Así es como tus seres queridos podrían heredar las deudas, sin tener si quiera un signo de activos en sus manos.

Hay una esperanza para las personas con pocos bienes. The balance señala que si tu patrimonio no tiene suficientes activos para cubrir todas tus deudas, los prestamistas no pueden ni deben acercarse a los familiares para cobrar nada. Por ejemplo, si tienes una deuda de $10,000 dólares y tu único activo es de $2,000 dólares en el banco, tus prestamistas cancelarán cualquier saldo impago y asumirán una pérdida.

También te puede interesar: