Ni muerto dejas de pagar taxes: el impuesto sobre la muerte que debes cubrir en Estados Unidos para descansar en paz

Este impuesto debe ser pagado por los beneficiarios de tu herencia

Ni muerto dejas de pagar taxes: el impuesto sobre la muerte que debes cubrir en Estados Unidos para descansar en paz
Ve si debes cubrir este impuesto a tu muerte, porque no todos los estadounidenses son elegibles.
Foto: Leonardo Yip / Unsplash

Si crees que al morir vas a descansar por fin y te vas a olvidar de los tan temibles taxes, estás muy equivocado. En Estados Unidos, debes dejar listo el siguiente pago de impuestos federales para que tu familia no tenga dolores de cabeza además del posible sufrimiento que les ocasione tu pérdida en sí misma, aunque ellos son los que deberán hacerse cargo por completo de pagarlos tras tu muerte.

Los impuestos federales, y estatales en algunas zonas, sobre el patrimonio se aplican antes de que se transfiera tu propiedad. A los impuestos sobre las propiedades e impuestos de la herencia, que pueden cobrar algunos estados, son conocidos como “impuestos sobre la muerte”, porque se aplican en la sucesión de bienes inmuebles y patrimoniales donde los beneficiarios deberán pagar impuestos para que puedan reclamar los activos.

Pero no todas las personas lo deben pagar.

¿Quiénes califican para el impuesto sobre la muerte?

Ha pesar de la “injusticia” que sienten unas personas por tener que solventar este impuesto, los denominados “death taxes” han sobrevivido desde 1790 como una forma para poder obtener recursos encaminados a financiar las constantes guerras de la época.

Pero este impuesto “injusto” es para un pequeño grupo de estadounidenses, debido a que sólo se aplica a propiedades muy grandes. De hecho, sólo dos de cada 1,000 propiedades pagaron el impuesto federal al patrimonio, según SmartAsset.

“Muchos patrimonios no tendrán que preocuparse en absoluto por los impuestos federales al patrimonio porque sus patrimonios serán más bajos que el monto de la exención del impuesto al patrimonio”, dijo a SmartAsset Joshua Zimmelman, presidente de Westwood Tax & Consulting en Nueva York. “Un impuesto sobre el patrimonio se basa en el valor de la propiedad al momento de tu muerte y lo impone el gobierno federal o estatal. El impuesto se determina por la parte del valor de la herencia que supera un nivel de exención establecido. Para el año fiscal 2019, se requiere una presentación para sucesiones con activos brutos combinados y donaciones tributables anteriores que superen los $11,400,000 dólares“.

Algunos de los estados que imponen un impuesto al patrimonio, además del impuesto al patrimonio del gobierno federal, son:

  • Connecticut
  • Hawai
  • Illinois
  • Maine
  • Maryland
  • Massachusetts
  • Minnesota
  • Nueva York
  • Washington
  • Distrito de Columbia
  • Mientras algunos de los estados que tienen un impuesto a la herencia son (el gobierno federal no tiene este impuesto):