¿Quieres un préstamo del gobierno para tu empresa? Consulta estos requisitos

Si cumples con todos los requerimientos de tu préstamo, podrás sacarle mayor provecho

Miles de negocios y pequeñas empresas necesitan de los préstamos federales para sobrevivir.
Miles de negocios y pequeñas empresas necesitan de los préstamos federales para sobrevivir.
Foto: Spencer Platt / Getty Images

El lunes fue el primer día para solicitar préstamos del Programa de Protección de Salarios (PPP) contenido en el segundo paquete de estímulo firmado por el presidente Trump en diciembre.

La prioridad en esta ocasión son pequeñas empresas que no obtuvieron ayuda el año anterior, aquellas cuyos dueños pertenecen a minorías o se encuentren en comunidades de bajos ingresos, de acuerdo con CNN Business.

Si quieres aplicar para un préstamo o renovarlo, consulta estas disposiciones:

¿Segundo préstamo?

Las empresas que obtuvieron un préstamo del Programa de Protección de Salarios (PPP) cuando entró en vigor pueden solicitarlo de nuevo, siempre que no sean una empresa pública, no empleen a más de 300 personas, hayan utilizado o utilizarán plenamente su primer préstamo para fines autorizados y puedan demostrar una caída de al menos un 25% en los ingresos brutos en el primer, segundo o tercer trimestre de este año, en comparación con el mismo periodo de 2019.

Fondos para las empresas más vulnerables

Cantidades que van desde los $15 a lo $25 billones de dólares serán destinadas a instituciones financieras de desarrollo comunitario, que generalmente otorgan préstamos a empresas propiedad de minorías en comunidades desatendidas y para empresas con menos de 10 empleados, así como para aquellas en áreas de menores ingresos.

Préstamos más grandes para restaurantes

La mayoría de las empresas elegibles pueden obtener un préstamo equivalente a 2.5 veces sus gastos de nómina mensual promedio, como en el primer paquete. Pero los restaurantes y empresas del sector de la hospitalidad ahora pueden solicitar préstamos equivalentes a 3.5 veces sus nóminas mensuales. Sin embargo, ningún préstamo puede exceder los $2 millones de dólares, muy por debajo del límite anterior de $10 millones.

Mayor flexibilidad para utilizar el préstamo y condonación total

Para que cualquier préstamo de PPP sea totalmente condonado, al menos el 60% del dinero debe usarse para gastos de nómina, mientras que el 40% restante o menos se puede usar para cubrir otros gastos comerciales que los incluidos durante las rondas iniciales de préstamos PPP.

Más allá de los intereses hipotecarios, el alquiler y los pagos de servicios públicos, el préstamo ahora se puede utilizar para cubrir los costos del equipo de protección personal y otros gastos para cumplir con las restricciones del COVID, así como ciertas operaciones, daños a la propiedad y costos de proveedores.

El proceso del perdón es más sencillo

Para obtener la condonación de un préstamo PPP, las empresas que pidieron prestados $150,000 dólares o menos simplemente deberán presentar una certificación que incluya la cantidad de empleados que retuvo como resultado del préstamo, una estimación de la cantidad del préstamo gastado en nómina y el monto total del préstamo. Los prestatarios también deben dar fe de que la información es precisa y que cumplieron con los requisitos del préstamo.

Esto debería ayudar a muchas pequeñas empresas que obtuvieron préstamos durante las rondas de préstamos anteriores. Un 87% de los préstamos estaban por debajo de los $150,000, según la Administración de Pequeñas Empresas (APP).

La exención de impuestos será cada vez mayor

Si bien los préstamos estarán libres de impuestos para los beneficiarios si se utilizan para fines autorizados, el último paquete de estímulo endulzó aún más la situación.

Las empresas normalmente deducen sus gastos operativos y de nómina de sus ingresos brutos. Ahora, incluso si esos gastos se pagaron en gran parte con el préstamo libre de impuestos, seguirán siendo deducibles.

Para obtener más información sobre la reapertura del programa y sus cambios, el Departamento del Tesoro y la Administración de Pequeñas Empresas publicaron una guía el viernes. Consúltala aquí.