Restaurantes de comida rápida que no respeten leyes laborales de Nueva York podrían ser suspendidas y cerradas

El Concejo Municipal de Nueva York discute un nuevo proyecto de ley para complementar la Ley de Semana Laboral Justa, que muchas cadenas de restaurantes de comida rápida violan flagrante y repetitivamente

Chipotle es una de las cadenas de restaurantes de comida rápida que más incurre en reiteradas violaciones a las leyes laborales de Nueva York.
Chipotle es una de las cadenas de restaurantes de comida rápida que más incurre en reiteradas violaciones a las leyes laborales de Nueva York.
Foto: Shutterstock

En la ciudad de Nueva York, hay un nuevo proyecto de ley considerado por el Concejo Municipal de Nueva York, donde se busca castigar con mayor fuerza, especialmente, a las cadenas de restaurantes de comida rápida que incurren reiteradamente en violaciones a los derechos de sus trabajadores. Entre las sanciones más representativas, sería la suspensión temporal o incluso permanente de los establecimientos que no respeten las leyes laborales estatales.

Este lunes, se discutió un nuevo proyecto de ley durante una audiencia, que permitiría al Departamento de Protección al Consumidor y al Trabajador de la Ciudad de Nueva York ordenar al Departamento de Salud que “suspenda, revoque, niegue o se niegue a renovar un permiso de establecimiento de servicio de alimentos”, si una empresa ha tenido que pagar $500,000 dólares o más durante un período de tres años por violaciones de la Ley de Semana Laboral Justa.

“Necesitamos respaldar a nuestros trabajadores y garantizar que se pueda buscar la justicia adecuada para los empleadores que violan de manera continua y flagrante las Leyes de Semana Laboral Justa”, mencionó la concejal Carmen De La Rosa en la audiencia del lunes por la mañana.

El pasado mes de agosto, Chipotle, una de las cadenas de restaurantes de comida mexicana más reconocidos en Estados Unidos, acordó pagar $20 millones de dólares a 13,000 trabajadores, en un acuerdo conciliatorio con el Departamento de Protección al Consumidor y al Trabajador de la ciudad de Nueva York, por violaciones reiteradas de la Ley de Semana Laboral Justa. Esta ley exige que las compañías restauranteras proporcionen horarios predecibles y licencias por enfermedad pagadas a los trabajadores del estado, entre otras protecciones.

No obstante, esta ley se ha quedado corta ante las constantes violaciones de los derechos de los trabajadores. Debido a las enormes ganancias que pueden percibir en ciudades cosmopolitas como Nueva York, compañías como Chipotle (que no es la única) consideran que las multas y los juicios laborales son sólo un poco más que el costo de hacer negocios en la entidad, al menos así lo sugieren las organizaciones en busca de la justicia para los trabajadores de comida rápida, como 32BJ.

De ahí que el nuevo proyecto busque establecer un límite en el manejo estratégico de las violaciones, donde las compañías continúan generando enormes ganancias a costa del abuso consciente de sus trabajadores.

Kyle Bragg, el presidente de 32BJ, que ha estado trabajando para organizar a los trabajadores de Chipotle en toda la ciudad, apoyó la legislación propuesta.

“Con demasiada frecuencia, las corporaciones masivas como Chipotle han visto las multas y las demandas ocasionales provocadas por sus repetidas violaciones de las leyes laborales de la Ciudad de Nueva York, como la Ley de Semana Laboral Justa, como poco más que el ‘costo de hacer negocios'”, señaló Bragg. “Los proyectos de ley brindan a los malos actores en la industria de la comida rápida una opción clara: dejar de violar las leyes de nuestra ciudad o arriesgarse a perder su derecho a administrar su negocio en Nueva York”.

El nuevo proyecto de ley también aumentaría las sanciones por violaciones de la ley, a $1,500 dólares, desde el nivel de los $750 dólares actuales. También duplicaría las sanciones por violaciones repetidas a $2,000 dólares. Si se revoca la licencia de alimentos de una empresa en virtud del proyecto de ley, los trabajadores también tendrían derecho a una indemnización de 14 días.

La Ley de Semana Laboral Justa de la ciudad de Nueva York entró en vigor en noviembre de 2017. Desde entonces, la ciudad ha presentado más de 440 quejas por infracciones y ha cerrado más de 220 investigaciones, según el Departamento de Protección al Consumidor y al Trabajador.

De acuerdo con las organizaciones laborales de la ciudad, algunas disposiciones de la ley rara vez se aplican. En primera instancia se deseaba proporcionar protecciones de “causa justa” a los trabajadores de comida rápida, para que se impidiera que los empleadores despidieran a su fuerza laboral al azar y de manera reiterada.

Si el proyecto de ley pasa por el consejo, no está claro si cubriría las multas pasadas. En este sentido, no sabemos si las sanciones repetitivas de Chipotle se tomarían en cuenta de forma retroactiva o se aplicará desde el momento en el que se sancione la legislatura.

También te puede interesar:

• Repartidores de comida en Nueva York ganarán un salario mínimo
• Se dejan cada vez menos propinas en EE.UU.: por qué afecta esto tanto a la comunidad latina
• Covid: cómo impactó la pandemia a los trabajadores de restaurantes en California y Nueva York, en su mayoría latinos