Segundo cheque de estímulo: lo que se sabe y lo que todavía no confirmó el gobierno

Conoce los puntos que detienen el acuerdo para legislar un nuevo paquete de ayuda económica para enfrentar al coronavirus

Roy Blunt, miembro del liderazgo republicano en el Senado.
Roy Blunt, miembro del liderazgo republicano en el Senado.
Foto: Chip Somodevilla / Getty Images

Los negociadores en la Cámara y el Senado trabajan con el tiempo encima para cerrar un acuerdo de un paquete de estímulo -aunque sin un segundo cheque de estímulo – antes de fin de año para financiar al gobierno y brindar ayuda a millones de estadounidenses que luchan contra la pandemia.

Los puntos conflictivos de última hora amenazan con llevar las conversaciones a la próxima semana y pueden arruinar un acuerdo, a pesar del impulso para un acuerdo que se construye desde hace siete días, informó este martes el portal The Hill.

Se espera que el Congreso apruebe una resolución continua el miércoles para mantener al gobierno financiado hasta el 18 de diciembre. Sin tal acción, el gobierno podría parar el sábado.

“El tiempo es ahora el problema en todo esto”, dijo el senador por Montana Roy Blunt, miembro del liderazgo republicano en la Cámara Alta.

El Congreso espera incluir el paquete de estímulo económico en el gigantesco proyecto de financiación del gobierno, pero además hacen malabares con los votos sobre un proyecto de ley de defensa que el presidente Trump ha amenazado con vetar.

Tanto el líder de la mayoría del Senado, Mitch McConnell, como la presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, quieren sellar el acuerdo, pero las diferencias en la ayuda a los gobiernos locales y la demanda de McConnell de amplias protecciones de responsabilidad a las empresas se encuentran entre los temas pendientes para ser resueltos.

McConnell instó a los demócratas a llegar a un acuerdo por un paquete de estímulo económico en áreas donde hay acuerdo, incluida la financiación de vacunas y más ayuda a las pequeñas empresas.

“Hemos visto algunas señales esperanzadoras de compromiso por parte de nuestros colegas demócratas, pero no tenemos ninguna razón para pensar que los desacuerdos subyacentes sobre la política se van a evaporar de la noche a la mañana… Solo necesitamos que ambas partes abandonen la táctica de todo o nada”, dijo.

El líder de la minoría del Senado, Charles Schumer, respondió: “Nuestros esfuerzos para aprobar otro proyecto de ley de ayuda de emergencia en el Senado se han estancado hasta ahora por una razón: el líder republicano se ha negado a ceder”.

Si bien las disputas por una legislación importante son prácticamente una tradición navideña en el Capitolio, los legisladores están más ansiosos ahora por salir de Washington debido al COVID-19. De los 35 miembros de la Cámara y el Senado que dieron positivo por coronavirus desde marzo, alrededor del 40 por ciento lo han sido solo en el último mes.

Los principales obstáculos

En cuanto a la financiación del gobierno, el liderazgo debe resolver los desacuerdos puntos conflictivos como la financiación del muro fronterizo y las camas en los centros de detención del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas, así como temas de protección ambiental.

Ni la Casa Blanca ni McConnell han apoyado todavía la propuesta de $908 billones de dólares para el alivio del coronavirus presentada por un grupo bicameral y bipartidista de legisladores. En un impulso significativo, el asesor económico de la Casa Blanca, Larry Kudlow, dijo el lunes que Trump “probablemente” lo firmaría, aunque dijo que depende de los detalles.

Los temas que detienen la negociación vuelven a ser el financiamiento para gobiernos estatales y locales y las protecciones contra demandas relacionadas con el coronavirus. El senador John Cornyn, republicano por Texas, quien es parte de las negociaciones sobre protecciones de responsabilidad, indicó el lunes por la noche que no estaban cerca de un acuerdo, pero se mantenían negociando.

Los demócratas ven como una necesidad otorgar más ayuda para los estados y ciudades más afectados por la pandemia, mientras que McConnell ha señalado las protecciones de responsabilidad como su prioridad, lo que hace poco probable que cualquier acuerdo incluya una, pero no la otra.

McConnell hizo circular la semana pasada una propuesta similar al proyecto de ley de $500 billones bloqueado dos veces por los demócratas y aseguró que lo había redactado como parte de las conversaciones con el jefe de gabinete de la Casa Blanca, Mark Meadows, y el secretario del Tesoro, Steven Mnuchin.

Pero los partidarios de la medida bipartidista señalan que su proyecto de ley, no el de McConnell, es el que podría obtener suficiente apoyo para llegar al escritorio de Trump.

Algunos senadores republicanos están en contra de más dinero para gobiernos estatales y locales, mientras que algunos miembros de ambos partidos, desde las representantes progresistas Alexandria Ocasio-Cortez y Rashida Tlaib, hasta el senador republicano Josh Hawley, presionan para incluir un segundo cheque de estímulo, similar al que fue distribuido bajo la Ley CARES.