Seguro Social: ¿se cobran impuestos a los beneficios de sobrevivientes?

Los beneficios de sobrevivientes son esenciales para millones de familias que perdieron a su proveedor o proveedora, por ello, la Administración del Seguro Social (SSA) explica si hay riesgo de que debas impuestos de esos pagos

Beneficios de sobrevivientes del Seguro Social

Los beneficios de sobrevivientes del Seguro Social subsanan en muy poco la pérdida de un ser querido. Crédito: Shutterstock

Cuando un trabajador que recibe beneficios del Seguro Social fallece, sus familiares sobrevivientes reciben parte o la totalidad de estos pagos. A estos se les conoce como beneficios de sobrevivientes. Y como es lógico, estos familiares no suelen conocer cuáles son las repercusiones fiscales que eso podrían ocasionarles. En pocas palabras, ¿deben pagar impuestos? SoloDinero tiene la respuesta.

La Administración del Seguro Social (SSA) y, especialmente, el Servicio de Impuestos Internos (IRS) tienen reglas específicas sobre cuáles son los beneficios de los que se deben pagar impuestos y qué características se deben cumplir para que se graven estos pagos. Dentro de estas normas, siempre se habla sobre los beneficios de jubilación, los beneficios de discapacidad (SSDI) y la Seguridad de Ingreso Suplementario (SSI); pero ¿qué hay sobre los beneficios de sobrevivientes?

Con base en las reglas de la SSA, en estricto sentido, los beneficios de sobrevivientes son como si fueran los beneficios de jubilación, ya que se derivan de ellos. De esta manera, debido a que es posible que debas pagar impuestos de los beneficios de jubilación, entonces, también los beneficios de sobrevivientes pueden ser gravados.

La tributación de los beneficios de jubilación, así como el de los beneficios para sobrevivientes, depende del nivel de ingresos del beneficiario. Si tu ingreso bruto ajustado (AGI), tus intereses no sujetos a impuestos y el 50% de tus beneficios del Seguro Social suman más de $25,000 dólares en 2023, una parte de tus beneficios puede estar sujeta a impuestos. Sin embargo, si es el único destinatario de los beneficios y tu ingreso total cae por debajo del umbral de $25,000 dólares, no deberás ningún impuesto federal sobre la renta sobre estos beneficios.

Para las parejas casadas que presentan una declaración conjunta, el umbral de ingresos es de $32,000 dólares. Si los ingresos combinados de la pareja superan este límite, una parte de los beneficios para sobrevivientes puede estar sujeta a impuestos.

Si es una persona con un ingreso combinado de entre $25,000 y $34,000 dólares, o una pareja casada que presenta una declaración conjunta con un ingreso combinado de entre $32,000 y $44,000 dólares, es posible que tenga que pagar impuestos federales sobre la renta hasta por el 50 % de sus beneficios de sobreviviente. Si tus ingresos combinados exceden estos umbrales, hasta el 85% de sus beneficios podrían estar sujetos a impuestos.

Los beneficios para sobrevivientes ofrecen apoyo financiero al cónyuge, hijos u otros dependientes de una persona que realizó pagos al sistema del Seguro Social y falleció. Estos beneficios están diseñados para reemplazar una parte de los ingresos perdidos debido a la muerte del trabajador, proporcionando un salvavidas financiero para los familiares sobrevivientes.

La elegibilidad para estos beneficios generalmente se basa en el historial laboral del fallecido y la relación del destinatario con el fallecido. Los beneficiarios principales suelen incluir el cónyuge superviviente y los hijos menores o discapacitados del fallecido. En determinadas condiciones, incluso los padres, nietos o hijastros podrían calificar para recibir beneficios para sobrevivientes.

Por lo general, un cónyuge sobreviviente puede recibir beneficios completos a la plena edad de jubilación o beneficios reducidos a partir de los 60 años. Sin embargo, si el cónyuge sobreviviente está discapacitado, puede ser elegible para recibir beneficios a partir de los 50 años. El cónyuge supérstite puede cobrar beneficios independientemente de su edad.

Los niños pueden recibir beneficios hasta que cumplan 18 años, o 19 si todavía están en la escuela secundaria. Los hijos adultos discapacitados pueden ser elegibles para recibir beneficios después de los 18 años si su discapacidad comenzó antes de los 22 años.

Es importante tener en cuenta que existen límites en el total de beneficios familiares que se pueden pagar. Normalmente, los beneficios familiares tienen un límite del 150% al 180% del beneficio de jubilación completo del trabajador fallecido.

Entonces, aunque en teoría se podrían pagar impuestos sobre el 50% o el 85% de los beneficios de sobrevivientes, la realidad es que en muy pocos casos se cumple esta regla, ya que no se superan los límites de ingresos establecidos. De hecho, la SSA aseguró que “la mayoría de los niños no tienen ingresos suficientes para deber impuestos sobre sus beneficios de sobrevivientes”.

También te puede interesar:

En esta nota

Seguro Social

Recibe gratis todas las noticias en tu correo

Este sitio está protegido por reCAPTCHA y Google Política de privacidad y Se aplican las Condiciones de servicio.

¡Muchas gracias! Ya estás suscrito a nuestro newsletter

Más sobre este tema
Contenido Patrocinado
Enlaces patrocinados por Outbrain