Si estás recibiendo beneficios por Discapacidad del Seguro Social en EE.UU., ¿también puedes trabajar y cobrarlos?

La Administración del Seguro Social tiene algunas reglas para establecer los límites de ganancias que pueden generar los trabajadores discapacitados y puedan continuar recibiendo los beneficios del Seguro de Discapacidad del Seguro Social (SSDI)

Es posible que puedes recibir el Seguro de Discapacidad del Seguro Social (SSDI) y que continúes trabajando.
Es posible que puedes recibir el Seguro de Discapacidad del Seguro Social (SSDI) y que continúes trabajando.
Foto: Shutterstock

La Administración del Seguro Social (SSA) es responsable de la entrega de los beneficios del Seguro de Discapacidad del Seguro Social (SSDI) y la Seguridad de Ingreso Suplementario (SSI). Ambos son importantes para millones de personas que requieren de recursos económicos en los momentos más complicados de su vida, cuando adquieren una discapacidad temporal o permanente. No obstante, esta situación no es limitante para continuar laborando, por lo que llega a la mente la pregunta: ¿puedo trabajar y recibir los pagos del SSDI?

De acuerdo con la SSA, los beneficiarios de SSDI no pueden realizar lo que se considera una “actividad lucrativa sustancial” (SGA) y continuar recibiendo beneficios por discapacidad. En pocas palabras, ser SGA significa que estás trabajando y ganando más de $1,350 dólares por mes en 2022 (o $2,260 dólares si eres ciego). En otras palabras, esos son el límite de ingresos que puedes ganar en 2022 sin afectar tus beneficios por discapacidad.

No obstante, la SSA busca promover que los beneficiarios del SSDI vuelvan a trabajar, por lo que ha creado algunas reglas, como un “periodo de trabajo de prueba”, en el que se le permiten a los trabajadores discapacitados ganar más que la cantidad de SGA sin perder los beneficios.

Los beneficiarios tienen la oportunidad de probar su capacidad para trabajar nuevamente y recibir los beneficios completos durante un periodo de prueba de nueve meses, independientemente de si ganan más que la cantidad establecida en el SGA.

Para 2022, la SSA considera cualquier mes en el que una persona tenga un ingreso mensual de más de $970 dólares como un mes de trabajo de prueba. Si trabajas por cuenta propia, cualquier mes en el que trabaje más de 80 horas también puede considerarse un mes de trabajo de prueba.

Una vez que hayas completado el período de trabajo de prueba de nueve meses, los cuales no es necesario que sean consecutivos, aún puedes recibir SSDI para cualquier mes en el que tus ingresos estén por debajo del nivel de SGA, durante un período de 36 meses. Este período de tres años se denomina “período extendido de elegibilidad”. En otras palabras, si ganas menos de $1,350 dólares en cualquier mes durante este período, obtendrás beneficios, pero si ganas más de $1,350 dólares en cualquier mes, no obtendrás beneficios por incapacidad para ese mes.

Asimismo, hay un periodo que la SSA te da para restablecer tus pagos de SSDI debido a superar la SGA. La agencia te otorga cinco años durante los cuales tus beneficios pueden restablecerse si deja de trabajar nuevamente debido a su discapacidad. Durante este período de cinco años, denominado “período de restablecimiento acelerado”, la SSA no te exigirá que presentes una nueva solicitud de discapacidad para obtener beneficios.

También si por tu discapacidad, adquieres ciertos gastos relacionados con el trabajo que una persona sin discapacidad no tendría, la SSA deducirá estos costos de sus ingresos mensuales al calcular tus beneficios. Los ejemplos de gastos que califican incluyen necesidades especiales de transporte, servicios de soporte informático o servicios de asesoramiento. Estos se denominan gastos de trabajo relacionados con la discapacidad o IRWE.

También te puede interesar:

• Cuál es la diferencia entre el SSI y el SSDI para beneficios por discapacidad en EE.UU.
• Paso a paso, cómo solicitar beneficios de seguro social por discapacidad temporal
• Seguro Social: por qué es tan difícil obtener el seguro de ingreso suplementario (SSI) y el de discapacidad (SSDI) en EE.UU.