¿Te pueden echar de tu casa si no pagas la renta en la pandemia? Parece que dependería de tu código postal

Dependiendo del estado en el que vives podrías evitar un desalojo, aunque no es seguro

¿Te pueden echar de tu casa si no pagas la renta en la pandemia? Parece que dependería de tu código postal
En muchos estados del país podrían comenzar las notificaciones de desalojo sin que ninguna instancia de gobierno haga algo por evitarlo.
Foto: Tumisu / Pixabay

La posibilidad de una ola de desalojos y una marejada de un rebrote de COVID-19 derivada de esta situación parece que comienza a ser tangible en muchas ciudades de Estados Unidos. Luego de que la ley CARES caducara el pasado 31 de julio, estatuto que evitaba que millones de inquilinos quedaran sin hogar a nivel nacional, ahora sólo les queda rezar y manifestarse en contra del gobierno federal o local en busca de una mayor protección.

Muchos son los estados en el país que no cuentan con algún programa para evitar los desalojos masivos y en los que existen son muy limitados. Emily Benfer, experta en desalojos y profesora visitante de derecho en la Universidad Wake Forest, aseguró en CNBC que “las políticas fragmentadas dentro de un estado hacen que los inquilinos tengan resultados muy diferentes durante la pandemia en virtud de su código postal”.

Luego de que la Ley CARES expiró tras cuatro meses de protección, desde finales de marzo hasta finales de julio, donde se prohibían los desalojos en propiedades con hipotecas respaldadas por el gobierno federal o donde los inquilinos estuvieran en dichas viviendas, el Departamento de Vivienda y Desarrollo Urbano (HUD, por sus siglas en inglés) anunció que ampliaría la moratoria para todo el resto del año para viviendas unifamiliares con hipotecas emitidas por la Administración Federal de Vivienda.

Sin embargo, esta protección no cubre tantos hogares como lo hacía el primer paquete de estímulo, que incluso excluía hasta dos tercios de los inquilinos de todo el país.

Alrededor de 20 estados que habían aprobado una prohibición estatal de desalojos han permitido que los procedimientos se reanuden desde mayo, según Benfer.

Asimismo, tal como lo reporta CNBC, a pesar de que 10 estados han extendido su moratoria de desalojo o lo acaban de hacer por primera vez, las protecciones son limitadas. Por ejemplo, Nueva York primero prohibió completamente los desalojos, pero posteriormente para extender la moratoria hasta septiembre, requirió de que los arrendatarios fueran desempleados o pudieran demostrar tenes dificultades financieras o personales relacionadas con COVID-19 para estar protegidos por el gobierno local.

Pero el problema de los desalojos es un mal de los inquilinos que vienen cargando por años de agravios por parte de los propietarios fuera de la situación actual y que se maximizan con la pandemia.

Una encuesta realizada a fines de junio por el Proyecto de Ley Nacional de Vivienda (NHLP) de 100 abogados de asistencia legal y de derechos civiles en todo el país encontró que más del 90% de los encuestados habían denunciado desalojos ilegales en su área. Conflictos que se acrecentan cuando al menos el 10% de los inquilinos que enfrentan un desalojo no tienen abogado en comparación del 90% de los propietarios que sí.

De acuerdo con la Oficina del Censo de Estados Unidos, más de 1 de cada 5 inquilinos estaban retrasados en el pago de su renta en julio. Sin una ayuda gubernamental que apoye a arrendatarios y propietarios, hasta 40 millones de estadounidenses pueden perder sus hogares en esta recesión, cuatro veces la cantidad registrada en la Gran Recesión.

También te puede interesar: