¿Un cuarto cheque de estímulo puede ser aprobado? Un grupo de congresistas presiona a Biden por entregar nuevos pagos

Aunque un grupo de legisladores pide cheques de estímulo recurrentes, la prioridad de la administración Biden es sacar adelante su paquete de infraestructura

La senadora demócrata por Nueva York, Kirsten Gillibrand, es una de las congresistas que apoyan la propuesta de un cuarto cheque de estímulo.
La senadora demócrata por Nueva York, Kirsten Gillibrand, es una de las congresistas que apoyan la propuesta de un cuarto cheque de estímulo.
Foto: Samuel Corum / Getty Images

Desde hace algunas semanas, miles de estadounidenses se hacen la misma pregunta: ¿habrá un cuarto cheque de estímulo? Sin especificar la cantidad, un grupo grande de congresistas demócratas han enviado cartas al presidente Joe Biden para pedir más dinero de ayuda, quizá como pagos mensuales.

Al menos no por ahora, la prioridad del presidente Biden y el liderazgo demócrata en el Congreso es lograr los acuerdos para sacar adelante el programa de infraestructura propuesto por el mandatario y conocido como American Jobs Plan, en el que no se tienen contemplados estímulos directos adicionales.

Los estadounidenses elegibles recibieron un cheque de $1,200 dólares en la primera ronda de pagos la primavera de 2020, más $500 por cada niño menor de 17 años; en diciembre se aprobó un segundo cheque por valor de $600, y el mes pasado comenzó a pagarse un tercer estímulo de $1,400 dólares.

Desde que el presidente Biden firmó el Plan de Rescate Estadounidense se han realizado más de 159 millones de pagos por un monto total de $376,000 millones de dólares, que la mayoría de los estadounidenses recibió a través de depósito directo; muchos cheques de papel ya fueron enviados y otros están en proceso en las oficinas del servicio de Impuestos Internos (IRS).

Diversas encuestas han revelado que esos tres pagos de ayuda no han sido suficientes y un sondeo de SILive.com informó que casi el 30% de los estadounidenses se quedaron cortos al tratar de cubrir los gastos del hogar, según datos de la Oficina del Censo en marzo pasado.

“Necesitamos al menos un cheque más”, dijo a CNBC el director de campaña del Proyecto de Seguridad Económica, Adam Ruben.

El mes pasado, un grupo de 21 senadores demócratas de Estados Unidos, incluida la senadora Kirsten Gillibrand de Nueva York, envió una carta a Biden pidiéndole pagos de estímulo mensuales.

“Le pedimos que incluya pagos recurrentes y extensiones automáticas del seguro de desempleo vinculadas a las condiciones económicas en su plan económico a largo plazo, Build Back Better”, escribieron los senadores. “Esta crisis está lejos de terminar y las familias merecen la certeza de que pueden poner comida en la mesa y tener un techo sobre sus cabezas. Las familias no deben estar a merced de plazos legislativos en constante cambio y soluciones ad hoc”.

“Un cheque más no es suficiente“, dijeron más de 70 legisladores en la Cámara de Representantes de Estados Unidos en una carta similar. “Otra ronda de cheques por única vez proporcionaría un cronograma temporal, pero cuando se acabe el dinero, las familias volverán a tener dificultades para pagar las necesidades básicas”.

Rubén pareció apoyar la propuesta del Congreso y señaló que ocho millones de personas cayeron en la pobreza entre el primer cheque de estímulo y el segundo, aproximadamente ocho meses después.

“No hagamos eso de nuevo. Hagamos estos controles automáticos “, dijo Ruben a CNBC. “Vamos a atarlos a las condiciones económicas para que la gente no esté a merced de las negociaciones en Washington”.

El presidente Biden, que promueve su American Jobs Plan entre los legisladores republicanos, no ha dicho si apoya un cuarto cheque de estímulo o si agregará pagos de ayuda mensuales a su paquete de infraestructura.