1 de cada 3 mujeres está dejando de trabajar en Estado Unidos

Un estudio de Lean In y McKinsey & Company, "Mujeres en el lugar de trabajo", señala algunos factores determinantes para que las féminas quieran dejar la fuerza laboral

Entre el trabajo y el cuidado infantil en el último año ha llevado a que las mujeres trabajadores estén muy agotadas.
Entre el trabajo y el cuidado infantil en el último año ha llevado a que las mujeres trabajadores estén muy agotadas.
Foto: Sarah Chai / Pexels

El Covid-19 fue un duro golpe para toda la fuerza laboral de Estados Unidos. Para muchas mujeres el impacto es mayor, sobre todo si tomamos en cuenta que desde antes de la pandemia han tenido que lidiar con la disparidad de género. La reapertura del país aún no logra retomar su marcha previa al confinamiento, y en buena medida eso es por una desbandada de trabajadores.

En el informe anual de Lean In y McKinsey & Company, “Mujeres en el lugar de trabajo”, se descubrió que 1 de cada 3 mujeres han considerado cambiar o dejar sus trabajos en el último año, en comparación con 1 de cada 4 mujeres que fueron encuestadas en 2020.

También la tasa de agotamiento, tanto de hombres y mujeres, ha aumentado este año en comparación con el anterior. El 42% de las mujeres y el 35% de los hombres dicen estar agotados, en comparación con el 32% de las mujeres y el 28% de los hombres que mencionaron lo mismo el año pasado.

A diferencia de los hombres, las mujeres tomaron la decisión del abandono laboral por las tareas domésticas y, sobre todo, por el cuidado de niños durante la pandemia. Y para aquellas que tuvieron la oportunidad de mantener su empleo, las mismas razones las han agotado más actualmente.

La disparidad de género también es un factor muy grande para que las mujeres no opten por mantener sus empleos. A pesar de que las féminas han aumentado en puestos directivos, siguen por debajo de sus colegas masculinos. Por cada 100 hombres promovidos a gerentes en 2020, 89 mujeres blancas y 85 mujeres de color fueron promovidas, en comparación con 89 mujeres blancas y 79 mujeres de color en 2019, según los datos más recientes de Lean In y McKinsey & Company.

Pero para aquellas que han mejorado sus puestos de trabajo, las necesidades familiares y personales acumuladas han provocado que también se desgasten más que los hombres.

“Están haciendo más en casa, están haciendo más en el lugar de trabajo y están realmente agotadas”, aseguró Jess Huang, socia de McKinsey & Company y una de las autoras del informe, a CNBC. “Si las empresas no abordan el trabajo no reconocido que están realizando las mujeres y que tiene un impacto muy real y positivo en su desempeño y en el problema más amplio del agotamiento, perderán a los líderes que están haciendo una gran diferencia para ellas en este momento crítico”.

Otro serio problema laboral y de género que fomentan el abandono, es el hecho del abuso laboral, persona y hasta sexual de las cuales son objeto las mujeres. También existe una especie de discriminación microagresiva sobre su desempeño. Por ejemplo, el 13% de las mujeres latinas dicen que escuchan que se sorprenden por sus habilidades lingüísticas u otras habilidades en el trabajo, en comparación con sólo el 5% de las mujeres blancas.

Tal como en muchos otros aspectos de Estados Unidos, la pandemia sólo ha acrecentado la exposición de ciertos problemas, y las trabajadoras cada vez se están agotando más conforme avanza el tiempo.

También te puede interesar:

• Los mejores trabajos para mujeres en Estados Unidos: qué empresas integran el top 20
• Cómo las carreras de las mujeres se están destruyendo por el estrés de combinar trabajo y maternidad
• El desafío de las mujeres para volver al trabajo: poner que eres “mamá” en tu curriculum puede impulsar tu carrera