Propinas en restaurantes, un nuevo “peligro” para las trabajadoras del sector

Tres cuartas partes de la fuerza laboral en los restaurantes son mujeres, por lo que están más expuestas a la discriminación y el abuso por parte de clientes y trabajadores de alto rango

Las mujeres que trabajan como meseras están expuestas a muchas injusticias.
Las mujeres que trabajan como meseras están expuestas a muchas injusticias.
Foto: Proriat Hospitality / Unsplash

Cuando las personas deciden integrarse a la fuerza laboral de la industria de los restaurantes, en buena medida se debe a la cantidad de ganancias que pueden generarse por medio de las propinas, en muchas ocasiones incluso superiores a las del salario. Sin embargo, un nuevo estudio sugirió que esta costumbre ha provocado que las mujeres, especialmente, sufran de un “peligro” que se ha acrecentado ahora durante la pandemia de Covid-19.

En un estudio realizado por One Fair Wage y el Food Labor Research Center en UC Berkeley, el 83% de los trabajadores de restaurantes informaron que sus propinas disminuyeron durante la pandemia de Covid y más del 40% experimentó un cambio en la frecuencia de comentarios sexuales no deseados de los clientes.

Las industrias en las que los trabajadores pueden obtener propinas son muy variados, usualmente tienen que ver con el servicio turístico como cargadores de equipaje o, en tiempos recientes, en los servicios de transporte compartido en Uber y Lyft, sin embargo, en el sector de los restaurantes, la presencia femenina es tan usual y el servicio con los clientes es tan cercano y habitual que, lamentablemente, padecen de acoso sexual y laboral con frecuencia.

Según analistas del estudio, las propinas han creado un entorno en el que los meseros de los restaurantes están sujetos a acoso sexual y salarios bajos. La pandemia solo ha exacerbado esos problemas. Aproximadamente, las tres cuartas partes de los trabajadores que reciben propinas en la industria de los restaurantes son mujeres y casi la mitad son personas de color.

Los bajos salarios en la industria restaurantera son uno de los factores por las que se generan este tipo de abuso. Cuando las personas están estresadas por aumentar sus ganancias y llevar comida a casa, se enfrentan en la disyuntiva de soportar el acoso o enfrentarse a él, arriesgando su trabajo.

Hace más de un mes, los Centros de Oportunidades de Restaurantes Unidos (ROC United) dieron a conocer su estudio el Estado de los Trabajadores de los Restaurantes 2020, donde se encontró una tremenda injusticia contra los trabajadores latinos, las mujeres y las personas de color. Una de las mayores preocupaciones de la organización son los bajos salarios, que incluso pueden estar por debajo del mínimo de $7.25 dólares por hora, las condiciones de trabajo deficientes, las largas jornadas, la inestabilidad y discriminación, tal como lo señaló el presidente de la ROC.

Con la pandemia dejando a millones de personas para hacer trabajos esenciales por un salario bajo, se han renovado los pedidos de un salario mínimo de $15 dólares y la eliminación del llamado salario mínimo con propinas, el salario base para muchos trabajadores de restaurantes.

Cuarenta y tres estados, incluidos Georgia, Carolina del Norte y Texas, tienen un salario mínimo con propina para los trabajadores, en algunos casos tan solo $2.13 dólares la hora, un ingreso muy por debajo del salario mínimo nacional tal como lo señalaba la ROC.

Analistas sugieren que hasta no ver realmente un avance en el incremento del salario mínimo base de los trabajadores de los restaurantes, continuará existiendo este problema social donde utilizan las propinas como moneda de cambio y protección para que los clientes y los trabajadores de alto rango sigan abusando de los empleados, meseros y, especialmente, de las mujeres.

También te puede interesar:

• Salarios en restaurantes: Joe Biden firma una orden ejecutiva para que trabajadores aspiren a mejores pagos
• Covid: cómo impactó la pandemia a los trabajadores de restaurantes en California y Nueva York, en su mayoría latinos
• Nuevo Fondo de Revitalización de Restaurantes de $48 mil millones de dólares está en el Senado para aprobarse