10 claves para entender la negociación en el Congreso por el salario mínimo de $15 dólares/hora

La Ley de Aumento del Salario de 2021 pretende incrementar el salario mínimo por hora gradualmente de $7.25 dólares por hora a $15 dólares por hora para 2025

10 claves para entender la negociación en el Congreso por el salario mínimo de $15 dólares/hora
La Ley de Aumento del Salario de 2021 pretende reducir la brecha salarial racial con las minorías afroamericanas y latinas.
Foto: Brett Hondow / Wunderstock

Desde 2009, el salario mínimo federal por hora no ha tenido un cambio desde que el Congreso lo aumentó a $7.25 dólares la hora. Sin embargo, la Ley de Aumento del Salario de 2021 podría impulsar la economía de millones de estadounidenses en estos momentos tan complicados por la pandemia de coronavirus para que puedan ganar desde $15 dólares la hora para 2025 por medio de incrementos graduales año por año a partir del inicio de esta nueva década.

La Ley de Aumento del Salario de 2021 pretender reducir las brechas salariales raciales y de genero, donde los latinos son los mayores afectados, y que tendría el objetivo de:

Aumentar el salario mínimo federal a $9.50 dólares este año y aumentarlo gradualmente hasta que alcance los $15 dólares la hora en 2025.
• Después de 2025, se ajustaría el salario mínimo cada año para mantener el ritmo del crecimiento del salario medio, una medida de los salarios de los trabajadores típicos.
• Eliminar gradualmente el atroz salario submínimo para los trabajadores que reciben propinas, que se ha congelado en $2.13 dólares la hora desde 1991.
• Salarios submínimos inaceptables por extinción para trabajadores con discapacidades empleados en talleres protegidos y para trabajadores menores de 20 años.

Este esfuerzo ayudaría a casi 32 millones de trabajadores, el 21% de la fuerza laboral estadounidense, ganando alrededor de $3,300 dólares adicionales al año, lo suficiente para marcar una gran diferencia en la vida de trabajadores de estatus bajo como un cajero, asistente  o trabajadores de comida rápida, que luchan por sobrevivir con menos de $25,000 dólares al año.

Estos son las 10 claves sobre la discusión en el Congreso sobre el aumento gradual del salario mínimo a $15 dólares la hora.

1. Reduce la brecha salarial racial

De acuerdo con datos del Instituto de Política Económica (EPI), una cuarta parte de los latinos, alrededor del 26%, obtendrían un aumento si el salario mínimo federal incrementara a $15 dólares. Además, una de cada cuatro beneficiarios podría ser una mujer negra o latina.

2. Mayor beneficios para mujeres trabajadoras

Casi seis de cada diez, es decir, el 59% son mujeres que se beneficiarían de estos incrementos salariales. Entre las cuales el 28% tiene hijos, más allá de si tiene una pareja que la apoye.

3. Habría un emparejamiento a nivel nacional

Algunos estados y ciudades han adoptado sus propias medidas salariales de incremento en los últimos años. Desde que se lanzó la “Lucha por $15 dólares” con la huelga de los trabajadores de comida rápida en 2012, 9 estados que representan el 40% de la fuerza laboral en Estados Unidos (California, Connecticut, Florida, Illinois, Maryland, Massachusetts, Nueva Jersey, Nueva York, Virginia y el Distrito de Columbia) han aprobado aumenta su salario mínimo a $15 dólares la hora, según NPR.

Aunque otros estados como Washington, Orego, Colorado, Arizona, Nuevo México, Vermont, Missouri, Michigan y Maine han aprobado salarios mínimos que oscilan entre $12 y $14.75 dólares la hora, se garantizaría el aumento a nivel nacional.

4. Se satisfacen las necesidades básicas

De acuerdo con EPI, en todas las áreas de Estados Unidos, actualmente, un adulto soltero sin hijos necesita al menos $31,200 dólares, lo que gana un trabajador a tiempo completo que gana $15 dólares la hora anualmente, para lograr un nivel de vida modesto, pero adecuado.

Sin embargo, estimaciones indican que a pesar de este aumento y de que se podría solventar la vida de las personas en estos momentos, la realidad es que para 2025 podrían requerir hasta $19 dólares por hora. Pero tenerlo en $15 dólares como base aun permitiría oportunidades de crecimiento económico para millones de familias que de otra manera podrían padecer de altos índices de pobreza.

5. Se refuerza el bolsillo de trabajadores esenciales

Maestros suplentes, asistentes de enfermería, de salud en el hogar, empleados del sector minorista, de tiendas comestibles, trabajadores del hogar, de limpieza, meseros, cocineros, de la construcción, entre otros millones de empleos que suelen ser desempeñados por latinos y ganan menos ingresos serían los mayores beneficiados del aumento del salario mínimo federal de $15 dólares la hora.

6. Hay apoyo empresarial y de organizaciones

Con base en los estados que ya han aprobado salarios mínimos de $15 dólares, las organizaciones comerciales que representan a miles de pequeñas empresas han respaldado el aumento. EPI señala que empresas como Amazon, Costco, Walmart, Starbucks, entre otras, apoyan la medida y han elevado sus propias escalas salariales.

7. Sí puede pagarse este salario sin efectos adversos

A los trabajadores que ganan el salario mínimo federal actual se les paga menos por hora en dólares reales que a sus contrapartes hace 50 años. Las empresas pueden permitirse pagar al trabajador más mal pagado en los Estados Unidos hoy en día sustancialmente más de lo que le pagaban a su contraparte hace medio siglo. Simplemente, si el crecimiento del salario hubiera ido acorde al de la producción actual, el salario tendría que ser de poco más de $20 dólares la hora.

8. Hay sustento social

Estudios académicos de alta calidad confirman que los modestos aumentos del salario mínimo no han provocado pérdidas de empleo detectables, según SSRN.

Una investigación exhaustiva sobre 138 aumentos del salario mínimo a nivel estatal muestra que todos los trabajadores mal pagados se benefician de los aumentos del salario mínimo, no solo los adolescentes o los trabajadores de restaurantes. Múltiples estudios concluyen que los ingresos anuales totales de las familias en la parte inferior de la distribución de ingresos aumentan significativamente después de un aumento del salario mínimo. Los trabajadores con empleos de bajos salarios y sus familias son los que más se benefician de estos aumentos de ingresos, lo que reduce la pobreza y la desigualdad de ingresos.

9. Impulsa la economía del país

Aumentar el salario mínimo ahora inclinará el campo de juego hacia los trabajadores que tienen trabajos peligrosos y de poco poder de negociación durante la pandemia. Proporcionar más dinero a los trabajadores mal pagados contrarrestará directamente el déficit de demanda de los consumidores durante esta recesión.

10. Se gastaría menos en otros programas sociales

Casi la mitad, el 47% o 10.5 millones de las familias de los trabajadores que no tienen un aumento del salario a $15 dólares la hora, se beneficiarían de la ley podrían dejar de depender de programas de apoyo público, en parte porque ganarían lo suficiente en el trabajo para no necesitarlos.

Estos trabajadores y sus familias representan casi un tercio de la inscripción total en uno o más programas de apoyo público.

En los estados sin una ley de salario mínimo de $15 dólares, los programas de apoyo público para los trabajadores mal pagados y sus familias representan el 42% del gasto total en Medicaid y CHIP (el Programa de Seguro Médico para Niños), asistencia en efectivo (Asistencia Temporal para Familias Necesitadas, o TANF), cupones de alimentos (Programa de Asistencia Nutricional Suplementaria o SNAP) y el crédito tributario por ingresos del trabajo (EITC), y cuestan a los contribuyentes federales y estatales más de $107 mil millones de dólares al año.

También te puede interesar:

• ¿Beneficiarían o perjudicarían a los jubilados los probables cambios en el tercer cheque de estímulo?
• Las 5 consultas que todo el mundo se hace sobre el tercer cheque de estímulo
• Ingreso básico universal de $1,000 dólares mensuales en Estados Unidos por el coronavirus: ¿es viable?