Las 5 consultas que todo el mundo se hace sobre el tercer cheque de estímulo

Los criterios de elegibilidad, las calificaciones para dependientes y si los inmigrantes podrán recibir el tercer cheque de estímulo son de las dudas más frecuentes sobre el plan de Biden

Las 5 consultas que todo el mundo se hace sobre el tercer cheque de estímulo
Una de las principales dudas que existen sobre el tercer cheque de estímulo es cuándo será avalado, pero no hay respuesta.
Foto: Valerie Everett / Wunderstock

El tercer cheque de estímulo de $1,400 dólares propuesto por el presidente Joe Biden, incluso cuando aún no asumía el cargo, parece estar aún lejos de aprobarse. Si al principio pensar que el Congreso iba a estar dominado por legisladores demócratas aliados al mandatario que promulgarían cualquier apoyo lo más pronto posible, ahora todo parece difuminarse con ideas que sólo parecen obstruir tu validación. Para aquellos que quieren saber cuáles son los puntos más importantes dentro de la discusión del paquete de $1.9 billones de dólares propuesto de la Casa Blanca, te vamos a mostrar 5 consultas que todo el mundo se hace acerca del proyecto.

1. ¿Quién va a ser elegible para el tercer cheque de estímulo?

Si el criterio de elegibilidad fuera como el de la Ley CARES o el del segundo paquete de estímulo, entonces sería primordial el ingreso anual ajustado (AGI) que no deba pasar de:

• $75,000 dólares anuales para contribuyentes solteros
• $112,500 dólares anuales para jefes de familia
• $150,000 dólares anuales para parejas casadas (podrían tener un cheque de $2,800 dólares en su caso)

Según The Washington Post, debido a la negativa de los legisladores republicanos de dar dinero a quienes a su juicio no lo necesitan, estos son los límites de ingresos que el Congreso está considerando para recibir un tercer pago completo:

• $50,000 dólares anuales para contribuyentes solteros
• $75,000 dólares anuales para jefes de familia
• $100,000 dólares anuales para parejas casadas

2. ¿Los inmigrantes tendrán el pago de estímulo con Biden?

Desde que se promulgó la Ley CARES en marzo de 2020, el criterio inicial de elegibilidad para aspirar a un pago de estímulo era la de tener un número de Seguro Social. Sin él, ni siquiera serías contemplado.

Llegó una ligera flexibilidad para las parejas casadas con el segundo paquete de estímulo. En la primera ocasión, una familia de estatus mixto donde ambos no tuvieran Seguro Social quedaban descartados por completo; en la segunda ronda, con que uno de los dos cónyuges tuviera este número, ya podría tener su cheque de estímulo y el respectivo por dependientes. Además ahora pueden solicitar un pago retroactivo en forma de crédito de reembolso de recuperación en su próxima declaración de impuestos sobre el primer cheque que no recibieron.

Durante las negociaciones por el segundo cheque, los demócratas abogaban por que el criterio de elegibilidad fuera con base en el número de Identificación Individual del Contribuyente (ITIN) y no con el número del Seguro Social. Esto permitiría la elegibilidad de muchos inmigrantes, incluso indocumentados, que requieren de este número para realizar sus declaraciones de impuestos.

3. ¿Quién puede ser considerado como dependiente?

Tal como lo reportó The Washington Post, es probable que se amplíe la elegibilidad para dependientes para que no sólo los hijos menores de 16 años pueden recibirlo, sino que también los hijos jóvenes mayores, alguna persona mayor con discapacidad o parientes adultos mayores. Esto significaría incluir a alrededor de 13.5 millones de estudiantes universitarios, hijos mayores con cierta discapacidad y hasta los padres adultos mayores, según People’s Policy Project.

También hay un punto de inflexión en la ampliación de las calificaciones que podrían beneficiar a la comunidad latina. De acuerdo con CNET, la propuesta de verificación de estímulo de $1,400 dólares de Biden también busca incluir a todas las familias de estatus mixto. Esto podría significar potencialmente que las familias con padres no ciudadanos, pero hijos ciudadanos (que sí nacieron en EE. UU.) serían elegibles para recibir dinero de estímulo.

El cheque propuesto por dependiente en el plan de Biden sería de $1,400 dólares sin importar la edad, es decir, la misma cantidad que reciben los contribuyentes elegibles. Aunque los legisladores republicanos han mencionado la posibilidad de limitar estos pagos para evitar que los fondos se agoten.

4. ¿Te pueden embargar el tercer cheque de estímulo?

Aunque en el segundo cheque el IRS no podía embargar el pago para saldar una deuda de impuestos u otras gubernamentales, en el primero sí se permitió tomar la totalidad o parte del estímulo para liquidar un adeudo en manutención o incluso con prestamistas o cobradores de deudas privados.

Por el momento no se sabe cómo se abordara este tema en un tercer cheque de estímulo, pero si la intención es reducir la elegibilidad no queda descartada la posibilidad. Aunque lo más seguro es que no se permita el embargo del pago por cuestiones de deuda, tal como sucedió con el segundo cheque de estímulo.

5. ¿Es posible que se avale la contrapropuesta republicana de menos pagos?

La bancada republicana insiste en que los pagos deberían ser más focalizados para que realmente lleguen a las personas que más los necesitan, limitando los pagos a contribuyentes que desde su perspectiva no lo necesitan. A principios de mes dieron a conocer una contrapropuesta que propone tres cambios:

1. Enviar un cheque de estímulo de $1,000 dólares como máximo en lugar de $1,400 dólares
2. Reducir los límites de ingresos que calificarían para este cheque pasando de $75,000 a $50,000 dólares para que puedan recibir la máxima cantidad de este tercer pago.
3. Cambiar otros criterios en la fórmula de verificación del estímulo para reducir aún más la cantidad de personas que recibirían un pago parcial.

Días previos Opportunity Insights Economic Traker, un grupo de investigación sin fines de lucro, dio a conocer un estudio donde cuestionó la efectividad de los pagos de estímulo que sustentaría la postura republicana. En el análisis se descubrió que los hogares que ganan más de $78,000 dólares han ahorrado en gran medida el último cheque de $600 dólares, mientras que las familias por debajo de esos ingresos tienden a gastarlo más rápido.

El presidente Joe Biden ha expresado que puede negociar el proceso de calificación, pero no la reducción del pago. “No voy recortar el tamaño de los cheques. Serán $1,400 dólares. Punto. Eso es lo que se prometió al pueblo estadounidense”, dijo el mandatario durante un evento en la Casa Blanca el viernes. “Necesitamos apuntar ese dinero. Entonces, las personas que ganan $300,000 no esperen obtener ganancias inesperadas”, sentenció. De esta manera abrió la posibilidad de limitar los pagos.

También te puede interesar:

• Tercer cheque de estímulo: lo que está confirmado y lo que falta aprobar
• ¿Puedo reclamar mi segundo cheque de estímulo de $600 que no llegó, si pago impuestos y no soy ciudadano estadounidense?
• Cómo las mejoras al crédito tributario por hijo propuesto en el paquete de estímulo de Biden ayudarán especialmente a la población latina en EE.UU.