11 realidades financieras por las que estadounidenses piensan hoy que nunca podrían jubilarse

La presencia del COVID-19 ha recrudecido la situación y alejado la jubilación

11 realidades financieras por las que estadounidenses piensan hoy que nunca podrían jubilarse
Retirarse financieramente parece cada vez menos posible.
Foto: Wunderstock

Para muchos trabajadores, la jubilación es una trascendental etapa de la vida que culmina con tantos años de esfuerzo. Los ahorros, la creación de una familia, el desarrollo personal y profesional provocan que muchos estadounidenses busquen una zona tranquila, viajar, disfrutar de la vida.

Sin embargo, esto más que un hito parece convertirse en un mito. Este año, una encuesta de TD Ameritrade mostró que el 71% de los estadounidenses esperan que la pandemia afecte sus planes de jubilación. Aunque existen 11 realidades financiares actuales, antes de COVID-19, por las que muchas personas nunca podrían jubilarse.

11. Las personas no saben cómo invertir

Aunque la gente sepa que existen cuentas de jubilación 401(k), IRA u otro tipo de inversiones, la realidad es que la falta de educación sobre cuestiones de inversión los imposibilita de tomar decisiones acertadas para poder buscar mejores rendimientos para su retiro.

10. Más divorcios después de los 50

De acuerdo con un análisis de Renee Senes, analista financiera certificada de divorcios, divorciarse en una edad adulta tiene un impacto significativo en las finanzas personales (antes familiares), además de los costos que en sí mismo significan. Recuperar los ahorros perdidos en el divorcio, puede significar trabajar más de lo esperado.

9. El costo de vida es más caro

Un dilema de los jubilados desde antes es no contar con los fondos suficientes para mantener el mismo estilo de vida que tenían cuando trabajaban, pero la realidad es que los aumentos de los gastos son mayores que los ingresos. Según datos del Pew Research Center, el salario promedio real actual, después de considerar la inflación, tiene aproximadamente el mismo poder adquisitivo que hace 40 años, es decir, las cosas son más complicadas de conseguir.

8. Deudas, deudas y más deudas

Los totales de deuda alcanzaron los 4 billones de dólares en abril de 2019, según la Reserva Federal. Son cada vez más las personas que manejan tarjetas de crédito y préstamos con cantidades cada vez mayores de dinero lo que genera que tengan deudas difíciles de cargar durante su vida, retrasando su jubilación.

7. Son cada vez más los gastos recurrentes

Antes existían las actividades recreativas, las inscripciones a clubes y lo pagos de servicios lo que generaban gastos recurrentes, pero ahora, las suscripciones a gimnasios, servicios de streaming, compras en aplicaciones, contratos de telefonía e internet, tecnología, además de los primeros mencionados, que se suman a los pagos mensuales frecuentes.

6. Formar un hogar es más costoso

Algunos trabajadores tardan en comprar una propiedad debido a que primero deben ahorrar por varios años para dar el pago inicial. Posteriormente, son muchos los años en los que tardan en pagar una vivienda por los altos costos que significan. Si a esto le sumamos que el proceso lo retrasan, también ralentizan el hecho de que consigan tener el suficiente dinero para vivir su jubilación.

5. Mantener hijos por más tiempo

Según el Pew Research Center, el 61% de los padres estadounidenses proporcionaron ayuda financiera a un hijo adulto. Y pueden ir desde asuntos ínfimos hasta grandes gastos de manutención, dinero que no va al retiro.

4. No hay estabilidad laboral

Ya sea por cuestiones propias del contexto histórico que se toca vivir (quitando la actual presencia del coronavirus) o por decisión propia, pero la realidad es que los trabajadores no se mantienen tanto tiempo en un mismo trabajo, lo que casi significa empezar de cero cada vez que hay un cambio.

3. Entre educación y deuda estudiantil elevada

Cheapism señala que una de las principales razones por las que la jubilación es más difícil ahora que en generaciones anteriores es el creciente costo de la educación superior. Si bien existen los préstamos estudiantiles, se vuelven en cargas de periodo largo tanto para padres como para los graduados. Podríamos asegurar que éste es uno de las gastos por los que los padres podrían retrasar su retiro con tal de ayudar a sus retoños.

2. Mayores gastos médicos

La imagen de los viajes, la felicidad y el descanso se ven empañados para muchos por la presencia de los hospitales y los doctores, y cuando eso los conviertes en números, uno empieza a enfermarse más que a sentirse aliviado cuando se observan los altos costos por atención médica. Y si a éstos les aumentamos los costos por atención a largo plazo, las facturas pueden aumentar al grado de que es posible que decidas no dejar de trabajar por solventarlos.

1. Vivimos más tiempo

De acuerdo con Cheapism, la esperanza de vida ha aumentado, lo que significa que tienes que solventar gastos por mayor tiempo durante tu jubilación, situación que no muchos realmente se pueden dar lujo.

También te puede interesar: