4 cosas que debes saber antes de rentarle un cuarto en tu casa a otra persona

Cuida los detalles sobre tu renta y obtendrás grandes beneficios

4 cosas que debes saber antes de rentarle un cuarto en tu casa a otra persona
Si tienes un cuarto de más y deseas obtener un ingreso extra, podrías rentarlo bajo estas consideraciones.
Foto: Christopher Jolly / Unsplash

Tienes casa propia y ahí hay un cuarto vacío al que quieres darle un buen uso, entonces puedes rentarlo para aumentar tus ingresos. Pero para evitarte dolores de cabeza y que esta opción pueda convertirse en un problema, revisa estos 4 puntos que debes saber antes de poner en renta tu habitación.

1. Conoce la legislación de tu estado

Es importante que antes de dar el primer paso para publicarlo como una opción de renta, realices una investigación sobre las leyes relacionadas con los inquilinos en tu ciudad.

Money Crashers lo recomienda debido a que los estatutos legales varían de ciudad en ciudad, que pueden ir desde cuestiones estructurales como tener una salida exclusiva al exterior hasta la prohibición de alquilar una habitación a un no familiar.

2. Renta con un contrato por escrito

Con mayor razón si es un extraño, pero aún incluso si es algún conocido tuyo, hacer un arreglo apalabrado no te podrá amparar de nada en caso de que lo necesites.

De acuerdo con el portal Cozy, lo mínimo básico que debe contener tu contrato es:

  • Monto de alquiler.
  • Fecha de vencimiento del dinero.
  • Si el arrendatario pagará los servicios públicos, cuáles o qué porcentaje.
  • Cómo manejar espacios comunes como área de cocina, lavandería e incluso el manejo de alimentos.

Aunque estas son algunas ideas primordiales dentro del contrato, se sugiere ser muy específico en los detalles como horarios determinados de uso para ciertas cosas, incluso de llegada y otro tipo de asuntos que pudieran molestarte a ti como propietario al compartir la vivienda con alguien más.

3. Averigua cuánto cobrar

Está bien que quieras un ingreso extra, pero eso no significa que puedes obtener la cantidad que deseas.

Antes de poner tu listado con alguna cifra, verifica las tarifas de alquiler comparables en tu área de vivienda y relacionado con el espacio que pones a disposición.

Para ayudarte, puedes visitar portales como Craiglist o Rentometer donde puedes encontrar espacios similares en renta y precios acorde al mercado de tu zona.

4. Solicita un depósito de seguridad

Recuerda que la renta de una habitación funge de manera similar a la de cualquier otro tipo de alquiler, por lo que siempre dejar un patrimonio en manos de alguien es un riesgo, por muy pequeño que sea el espacio.

Una cantidad de depósito, regularmente entre una o dos veces más a la cifra de la renta mensual, será un monto de seguridad en el caso de que tu inquilino incumpla con los pagos u ocasione daños a la propiedad.

En este aspecto, también debes asegurarte de verificar las leyes de tu ciudad sobre este concepto, debido a que en algunos estados imponen un tope u otros requisitos dirigidos a los depósitos de seguridad.

Toma en cuenta que este depósito tendrás que devolverlo dentro de los 30 días posteriores a la mudanza del inquilino, siempre y cuando no se ocupe en los términos previamente mencionados por falta de pago o daños, o dentro de los cinco días en caso de incendio, inundación, condena o evacuación, de acuerdo con la enciclopedia legal Nolo.

También te puede interesar: