5 maneras de ver el tiempo que pueden hacerte ganar más dinero

Tiempo y dinero van de la mano y aquí lo comprenderás

5 maneras de ver el tiempo que pueden hacerte ganar más dinero
Cuando se trata de dinero, cada segundo cuenta, pero tal vez no cómo te lo imaginabas.
Foto: Jimmy Chan / Pexels

Seguramente has escuchado la frase: “tiempo es dinero”. En muchas ocasiones podrías pensar que eso no es cierto o que no se refleja tanto en tu bolsillo, pero es porque precisamente tienes que cambiar tus perspectivas de las cosas y del concepto de tiempo como una forma en la que equivale a tus ingresos económicos. Esta cuestión temporal adquiere mayor valor ahora que muchos han tenido que trabajar en sus casas debido a la pandemia de coronavirus.

Laura Vanderkam en su libro The New Corner Office: How the successful People Work from Home, que puedes encontrar en Amazon, ofrece una serie de consejos para cambiar el chip de nuestra mente y poder hacer más con menos tiempo, y que a su vez esto se vea reflejado en el bolsillo.

Aquí algunos consejos para ver el tiempo con otros ojos y que puedan hacerte ganar más dinero, o al menos que te rinda mejor.

1. La tarea es lo importante, no el tiempo

Estar encerrado puede abrumarte en cuanto a las miles de actividades que crees que tienes que hacer en poco tiempo. Ahí está el problema. Lo importante no es el tiempo, sino lo que harás. En el libro, Vanderkam aconseja que te administres por tarea. Por ejemplo, si tienes 10 cosas qué debes hacer, sabrás perfectamente cuál es el objetivo por día e irás reduciendo tu lista de actividades. Trabajar desde casa no sólo te permite ahorrar dinero, sino tiempo en trayectos que ya no tienes que hacer y que te permiten tener un extra para otras cosas que quieras o necesites hacer.

2. Organiza trabajos conforme horas productivas

En Money retoman el hecho de que se deben asignar tareas específicas, las cuales llama como “correctas”, sin importar todo lo que pase a tu alrededor. Con base en esto, sugiere que tengas claro cuándo son tus momentos más productivos del día para que de esa forma te enfoques en la actividad de alto nivel como puede ser la interacción con tus clientes o el desarrollo de tu proyecto más elaborado y dejar actividades como responder correos electrónicos o revisar pendientes para momentos de bajo rendimiento.

3. Que trabajar sea un juego

Si bien no de manera literal, es importante que tus responsabilidades diarias no choquen con las actividades divertidas, sino que se complemente. Si haces ejercicio y descansas bien, tendrás buena energía para todas tus labores y tu estado de ánimo no sólo se reflejara en tu trabajo sino en tus relaciones personales. “Si eres feliz en el trabajo y logras las cosas que quieres, estarás de mejor humor con tus seres queridos, y viceversa”, asegura Vanderkam.

4. Ve por el premio más grande

Ir por un puesto mejor y ascender laboralmente para tener mayores ingresos puede ser la meta de muchos, pero realmente son pocos quienes la logran. Si eres de los que se enfoca en sus labores y, por más que hace, siente que no avanza, entonces es porque no estás dándole valor al tiempo con actividades paralelas que no bloqueen tus responsabilidades diarias. Si le dedicas unas cuantas horas a la semana a encontrar la manera de que tus actividades cotidianas aporten sobre qué genera más ingresos o ahorros a tu empresa, tu objetivo será cada vez más tangible.

5. No está mal gastar dinero y tiempo en ti

La frase con la que iniciamos este artículo adquiere mayor validez cuando usas el dinero que ganaste con tanto esfuerzo en ti. Está bien ahorrar, pero también que te premies por tus esfuerzos y eso puede significar una inversión económica por aquella silla de escritorio cómoda para ahora que trabajas desde casa o de tiempo en el cuidado de tus hijos, pasando algunas horas de placer con ellos. Lo importante es que siempre veas que tiempo y dinero abonado a tu persona, jamás será un gasto.

También te puede interesar: