7 recomendaciones para ahorrar tiempo y dinero al hacer las compras de alimentos en el supermercado

Armar la despensa además de resultar una actividad permanente a la que se le debe destinar una parte importante de los recursos, también representa una oportunidad para implementar estrategias y gastar menos

7 recomendaciones para ahorrar tiempo y dinero al hacer las compras de alimentos en el supermercado
Planificar las compras es el primer paso para evitar gastos innecesarios.
Foto: Anna Shvets / Pexels

Ya sea de forma presencial o en línea, las compras de la despensa, en particular los alimentos de primera necesidad, representa una actividad permanente en la lista de gastos a ejercer cada mes, por lo que contar con la mayor cantidad de elementos posibles para optimizar los recursos por las distintas vías es fundamental para estirar el presupuesto, así que compartimos estos consejos para mejorar la experiencia al momento de adquirir la canasta básica.

1.- Programar

Comenzar el proceso de compra sin una planificación es abrirle paso a las compras por impulso, más en el caso de las visitas presenciales a las tiendas, donde el entorno es más propenso a terminar adquiriendo productos que no son necesarios, además de que la programación permite administrar mejor las visitas con el consecuente ahorro en los traslados, así que es indispensable una lista detallada para evitar fugas en el gasto.

2.- Horarios

En el caso de las compras presenciales y si las ocupaciones dan espacio a la elección de la hora para acudir al supermercado, lo más recomendable es asistir durante la mañana antes del almuerzo, momento cuando menos gente suele haber. Asimismo, se deben evitar las compras es cuando se tiene apetito, ya que este detalle genera una mayor ansiedad para comprar cosas que no están programadas.

Te puede interesar: Costco reabre gradualmente las áreas de comida en sus almacenes

3.- Marcas Propias

Se estima que los productos de las marcas propias de las tiendas son entre un 20% y 25% más baratos con relación a las tradicionales. En particular firmas como Kirkland de Costco y Great Value de Walmart son las de mayor reconocimiento y aceptación entre los consumidores, sobre todo en artículos por los que no exista una situación particular para comprarlos de una marca en específico.

4.- Cupones

Si bien introducirse en el mundo de los cupones puede representar una inversión importante de tiempo, una vez que se alcanza la solvencia de este método puede ser de gran utilidad para rebajar la cuenta final en cada compra.

5.- Aplicaciones

No solo el mundo digital se ha destapado con las compras en línea, también las herramientas de descuento como Ibotta han tenido gran éxito ya que permiten acumular puntos que se traducen en dinero en efectivo para realizar más compras, al mismo tiempo que representan una guía para encontrar ciertos productos a los mejores precios.

6.- Evitar desperdicios

Estimaciones de consumo arrojan que en los hogares de los Estados Unidos se llegan a desperdiciar hasta el 40% de los alimentos comprados, lo que se puede traducir en cientos de dólares tirados a la basura, así que lo mejor es medir correctamente las cantidades respecto a su duración e incluso si es posible recurrir a procesos como la congelación para prolongar el buen estado de los productos.

7.- Compras a granel

Siempre y cuando sean productos que no pierdan sus propiedades, es aconsejable adquirir artículos, en especial los enlatados en presentaciones con mayor producto y que reducen el precio por unidad, generando un ahorro sin comprometer su estado.