Ante la presión de Biden, los demócratas aceptarían un paquete de estímulo menor

Legisladores moderados de ambos partidos urgen a llegar a un acuerdo; los líderes demócratas cada vez son más cuestionados por sus correligionarios

Ante la presión de Biden, los demócratas aceptarían un paquete de estímulo menor
El presidente electo, Joe Biden, recibió a la presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi.
Foto: Joe Raedle / Getty Images

Los líderes demócratas en el Capitolio enfrentan a una presión cada vez mayor, tanto interna como externa, para aceptar un paquete de ayuda contra el coronavirus más pequeño, con el fin de asegurar otra ronda de emergencia antes de fin de año, publicó este martes The Hill.

La presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi y el líder demócrata del Senado, Charles Schumer, han insistido durante semanas en que el proyecto de ley de $2.2 trillones de dólares aprobado por la Cámara es el punto de partida para cualquier negociación, frente a los $500 billones que defienden los republicanos del Senado.

Pero la estrategia demócrata parece enfrentar serios obstáculos. El presidente electo, Joe Biden, ha manifestado con insistencia que quiere un acuerdo este año y cada vez más legisladores demócratas apoyarían un monto por debajo de los $2.2 trillones de dólares que sugieren sus líderes.

El senador Chris Coons, un aliado cercano de Biden, dijo que apoyaría una iniciativa por debajo de los $2.2 trillones aunque, como la mayoría de los demócratas, cree que la oferta republicana es inadecuada a medida que aumentan los contagios en todo el país.

Las grietas en la estrategia han llegan a los equipos de liderazgo en ambas cámaras. “Solo espero que podamos llegar a un acuerdo. Puede que no sea todo lo que todos quieren, pero al menos si podemos brindar un alivio significativo a la gente ”, ha dicho el líder de la mayoría de la Cámara de Representantes, Steny Hoyer. “Estaremos aquí el año que viene, si necesitamos hacer otras cosas, haremos otras cosas”.

El senador Dick Durbin, el segundo demócrata del Senado, ofreció una respuesta similar en una entrevista reciente con CNN: “Hagamos algo que sea significativo, hagamos lo que podamos lograr ahora”.

Andrew Bates, portavoz de Biden, dijo que era “incorrecto” pensar que el presidente electo estuviera presionando explícitamente a Pelosi y Schumer para que aprobaran un proyecto de ley reducido. Para Biden y su equipo, existen varias ventajas para asegurar un paquete de coronavirus en el actual periodo de sesiones del Congreso.

Primero, ayudaría a aliviar el efecto económico del pico actual en los casos de coronavirus, que han superado los 11 millones en Estados Unidos, lo que despejaría el camino para que Biden aborde otras prioridades legislativas cuando preste juramento el 20 de enero.

Y segundo, pondría el aumento del déficit asociado con otra ronda de ayuda de emergencia COVID-19 directamente bajo el mandato del presidente Trump, justo cuando los líderes republicanos señalan un cambio hacia la austeridad el próximo año.

Biden, Schumer y Pelosi, que se reunieron en Delaware la semana pasada, han enfatizado que quieren un acuerdo sobre un paquete de coronavirus antes de fin de año. Pero Biden no ha especificado qué precio estaría dispuesto a pagar como parte de unas negociaciones fallidas.

La presión de los moderados

Los republicanos del Senado han ofrecido dos veces un proyecto de ley reducido de $500 billones de dólares que fue bloqueado por los demócratas. Algunos senadores republicanos han indicado que están dispuestos a aprobar algo más alto, en una posible apertura a un eventual acuerdo.

Los senadores Lindsey Graham y Susan Collins han dicho que se necesitan más de $500 billones, mientras que el senador Rob Portman dijo que hay un grupo bipartidista de senadores que dialogan sobre cómo romper el estancamiento para obtener un “programa dirigido y efectivo”.

Varios demócratas de base, muchos de ellos legisladores moderados que sobrevivieron a duras contiendas de reelección, también presionan para lograr un compromiso bipartidista con el fin de obtener algún alivio para las familias en dificultades y las pequeñas empresas antes de enero.

The Problem Solvers, un grupo bipartidista de legisladores moderados, ha estado en conversaciones con funcionarios de la administración Trump y senadores de ambos partidos y confían en que es posible un acuerdo antes de enero.

“No podemos retrasarnos más”, dijeron los representantes Josh Gottheimer (demócrata) y Tom Reed (republicano), los copresidentes del grupo en un comunicado. “Necesitamos que los negociadores de ambos lados vengan a la mesa dispuestos a comprometerse y participar plenamente para llegar a un acuerdo”.