California: lanzan histórico plan de comidas gratuitas en escuelas a nivel estatal

Con un año sorprendentemente bueno a nivel de presupuesto estatal, el gobierno de California amplia la cantidad de comidas gratuitas escolares para llegar a más niños, sin necesidad de registro

California: lanzan histórico plan de comidas gratuitas en escuelas a nivel estatal
Cada vez más niños en California podrán cubrir al menos una parte de su alimentación en la escuela sin costo.
Foto: Yan Krukov / Pexels

El regreso a clases en agosto será único en California. Existe un programa que permitirá que 6.2 millones de estudiantes de escuelas públicas puedan tener comidas gratis, sin importar los ingresos de su familia.

A pesar de los problemas económicos que ha generado en todo Estados Unidos, se registró un superávit presupuestario inesperado que permitió que se inaugure el programa de almuerzos gratuitos para estudiantes más grande del país. Esto forma parte del constante combate contra la pobreza para que exista menos niños hambrientos en el estado y además se combata el estigma de aceptar almuerzos gratis.

Aunque varias ciudades de EE. UU. como Nueva York, Boston y Chicago ya ofrecen comidas escolares gratuitas para todos, California se convirtió en el primer estado en adoptar un programa universal a finales de junio y que Maine siguió poco después. Los programas de comidas universales en todo el estado del oeste se consideraban demasiado costosos como para poder generalizarlo sin tomar en cuenta los ingresos.

Según las reglas federales, una familia de cuatro debe ganar menos de $34,000 dólares al año para calificar para comidas gratis y $48,000 dólares al año para calificar para comidas a precio reducido. Los topes cambian anualmente, pero se basan en medidas federales de pobreza que no tienen en cuenta el alto costo de vida y los impuestos en California.

La financiación actual no sólo permite que los alimentos escolares lleguen a más niños, también genera que se ofrezcan alimentos más sabrosos y de mejor calidad como pan fresco, quesos y productos de corte local, que a su vez generan empleos y activan la economía del estado.

“Así que es solo para las familias más pobres, y ni siquiera para todas porque algunas personas no se inscribieron o tenían miedo de inscribirse”, mencionó Kat Taylor, filántropa y principal financiadora del Center for Ecoliteracy y TomKat Ranch que respaldó el plan de California, para Associated Press.

A pesar de que aproximadamente el 60% de los estudiantes de escuelas públicas de California califican para recibir estos alimentos gratuitos, expertos señalan que la cantidad de niños que necesitan esta asistencia alimentaria es mucho mayor en un estado con una gran desigualdad de ingresos.

Muchas familias de inmigrantes tienen miedo de presentar una solicitud, ya que los formularios realizan preguntas intrusivas como los ingresos familiares, el número de seguro social y el estado migratorio de los niños. Algunos con estados migratorios confusos, prefieren no aplicar, a pesar de ser elegibles. Especialmente durante la administración del expresidente Donald Trump, quién endureció las políticas de inmigración y los beneficios públicos.

Después del cierre de las escuelas en marzo de 2020, muchos transformaron sus estacionamientos en sitios de recogida, por lo que los fondos federales permitieron que los centros educativos ofrecieran comidas a cualquier persona que lo necesitara. No hubo solicitudes, calificaciones ni preguntas incisivas.

El Distrito Escolar Unificado de Los Ángeles, el más grande del estado con 600,000 estudiantes, repartió más de 400,000 comidas al día, dijo la portavoz Shannon Haber. San Luis Coastal, con 7,500 estudiantes, repartió 30,000 comidas a la semana en el punto álgido de la pandemia, casi el triple que antes. El distrito incluye la rica ciudad de San Luis Obispo y áreas de bajos ingresos.

Con el respaldo de más de 200 organizaciones en una coalición llamada “Comidas escolares para todos”, grupos de legisladores presionaron para obtener fondos en el presupuesto estatal, aprovechando el impulso en un momento en que California está llena de efectivo. El presupuesto de $262 mil millones de dólares proporciona $54 millones de dólares para el próximo año escolar, complementando los fondos de la administración de Biden hasta junio de 2022. Después de eso, California gastará $650 millones de dólares al año.

También te puede interesar:

• Segundo cheque de estímulo en California de $600: qué debo hacer para recibir el pago
• California aprueba nuevos cheques de estímulo de $600 dólares para residentes e inmigrantes indocumentados
• California podría convertirse en el primer estado en otorgar un programa de salud pública a migrantes indocumentados mayores de 50 años