Cómo cancelar una tarjeta de crédito en Estados Unidos paso a paso

Hacerlo de manera adecuada no afectará tanto a tu puntaje de crédito

Cómo cancelar una tarjeta de crédito en Estados Unidos paso a paso
Puedes llamar por teléfono para cancelar tu tarjeta de crédito, luego de hacer otros pasos previos.
Foto: Andrea Piacquadio / Pexels

Desde el momento en el que obtienes una tarjeta de crédito adquieres una responsabilidad financiera en la cual cada movimiento que tenga que ver con tu plástico te va a afectar en tu puntaje de crédito, para bien o para mal. Cancelar ese lazo no suele ser una decisión que puedas tomar a la ligera.

¿Deberías cancelar?

Antes de comenzar cualquier movimiento de cancelación, es necesario que te respondas esto. Seguramente te va a afectar en tu puntaje, pero si tienes que pagar una costosa tarifa anual o una tasa de interés alta, entonces el riesgo lo vale.

Si has realizado esta valoración y consideras que es lo mejor cancelar tu tarjeta de crédito, esto es lo que debes hacer:

1. Pagar el saldo restante

Pagar tu saldo total es necesario antes de cancelar tu tarjeta de crédito. Hacerlo te asegura que no incurras en tarifas o incumplimiento que sigan generándote interés, por mucho que ya ni siquiera tengas el plástico.

Puedes realizar una transferencia de saldo antes de cerrar tu tarjeta.

2. Canjea tus recompensas

Si tienes una tarjeta de crédito de recompensas, deberías aprovecharlos antes de cerrar tu cuenta. Cuando cancelas, cualquier devolución de efectivo, puntos o millas no utilizados se perderán al tiempo que canceles tu tarjeta.

3. Llama a tu banco

Después de pagar tus saldos pendientes y aprovechar tus recompensas, ahora sí puedes iniciar el proceso de cancelación. Llama al número que está al reverso de tu tarjeta de crédito para hablar con un representante.

Debes estar preparado a que la persona del otro lado de la línea intentará convencerte porque te mantengas, incluso te ofrecerá ofertas atractivas; pero si al final tu objetivo no cambia, sé firme para cancelar.

De acuerdo con CNBC Select, asegúrate de obtener información clave: fecha y hora en que solicitó la cancelación, nombre de la persona con la que estás hablando y una dirección postal a la que puedas enviar una carta de cancelación por escrito.

4. Enviar una carta de cancelación

Según CNBC, enviar una carta de cancelación es un paso clave que no debes pasar por alto, aun cuando pudiera parecer innecesario después de una llamada. Con esto evitas posibles fallas que pudieron haber surgido en esa llamada, sea por un error de captura o de sistema.

5. Revisa tu informe de crédito

Este dato puede tardarse en reflejar en tu informe de crédito Lo importante es que así pase un mes o más, cuando veas que está registrada la cuenta cerrada, el motivo diga algo similar a “cerrado a solicitud del consumidor”. Si encuentras otro mensaje como “cerrado por el emisor”, eso refleja incertidumbre para todos aquellos a los que accedan a este informe y podría dañar tu puntaje de crédito.

6. Destruye tu tarjeta de crédito

Cuando oficialmente hayas cerrado tu cuenta, destruye tu tarjeta. Lo mejor para hacerlo es por medio de una trituradora, pero con que la puedas cortar en trozos lo más pequeños posible, es suficiente.

Hay tarjetas que pueden no ser de plástico, son metálicas. Entonces, tendrás que mandarla a tu banco y ellos se encargarán de destruirla.

También te puede interesar: