Cuándo llamar a tu emisor para mejorar los beneficios de tu tarjeta de crédito

Puedes encontrar soluciones a problemas o mejorar tu tarjeta de crédito

Cuándo llamar a tu emisor para mejorar los beneficios de tu tarjeta de crédito
Hay momentos muy específicos en los que una llamada telefónica te puede solucionar problemas con tu tarjeta de crédito.
Foto: Engin Ajyurt / Pixabay

Ya sea para realizar alguna aclaración o para solicitar mejorar tus beneficios, una llamada telefónica al emisor de tu tarjeta de crédito te puede dar más posibilidades de resultados positivos a tu favor que si lo intentas vía internet o correo electrónico.

En una sociedad cada vez más acostumbrada a textear, estos son los momentos en los que deberías levantar el teléfono, marcar el número de tu emisora de la tarjeta de crédito y esperar mejorar tu situación.

1. Apelar una negación

Aunque la entidad financiera está obligada a notificarte el motivo de tu rechazo, tal vez busques una segunda oportunidad para que puedan reconsiderar darle la tarjeta de crédito que solicitas.

Una llamada te va a permitir argumentar de viva voz las razones por las que deberían aceptarte. Tener a la mano papeles o información que sustenten lo que dices, negociar y el trato cordial con un igual, es decir, otra persona, va a ser mil veces mejor que dejar la solución a un sistema automatizado de respuesta. Posiblemente logres convencerlo y que cambien de opinión a tu favor.

2. Pedir un cambio de producto

Aunque no todos los emisores pueden permitirte iniciar un cambio de producto vía telefónica, hablar con un representante previamente te permite asesorarte mejor sobre las opciones a las que puedes disponer y los pasos a seguir para tener otro tipo de tarjeta de crédito.

Recuerda que dependiendo de tu responsabilidad financiera con pagos puntales, buen puntaje de crédito y hasta tus ingresos, puedes aspirar a una tarjeta con mejores recompensas, tasas de interés más baja, sin tarifas anuales o alguna otra característica que te convenga más.

Hacer esto en vez de solicitar otra línea de crédito:

  • Afecta menos a tu informe de crédito.
  • Mantienes la misma cuenta, posiblemente con el mismo número de tarjeta. Así no pierdes historial de crédito.
  • Mejoras tus beneficios.

NerdWallet señala que no todas las emisores cuentan con cambios de producto disponibles, pero te pueden ofrecer soluciones menos perjudiciales para tu informe de crédito a pesar de que debas cerrar tu cuenta existente e iniciar una nueva.

3. Aumentar tu límite de crédito

Tal vez creas que es momento de ampliar tu crédito, un representante telefónico te confirmará si es así.

En este punto debes considerar que este tipo de cambios, así como lo es obtener un nuevo producto, puede resultar en una fuerte disminución temporal de tu puntaje de crédito.

Si contemplas y estás en posibilidades de solicitar un préstamo por un auto o hipotecario, realizar este movimiento puede afectar tus intereses. Tú decides si aumentar tu crédito o ir por un préstamo grande.

4. Solicitar una exención de pago tardío

Hasta los más cumplidos están expuestos a una falla. Si por cualquier motivo no pagaste tu factura antes de la fecha de vencimiento, en el transcurso de un día, dos o lo más pronto posible, puedes llamar a tu emisor y explicar la situación.

Recuerda que para aspirar a una solución debes haber sido un cliente ejemplar, puntual siempre y que realmente sea un evento extraordinario para que te retrasaras. De ser así, tienes amplias posibilidades de que el banco te perdone la supervisión e incluso renuncie al cargo por pago atrasado. Sólo que no se te haga costumbre. Pagos automatizados desde tu cuenta corriente o alertas de tu cuenta evitarán que te vuelva a pasar.

Recuerda: lo que estás pidiendo es un favor y el banco no está obligado a acceder; pero si eres responsable, honesto y cortés, es posible que te perdonen.