¿Cómo convencerá el Biden al Congreso para aprobar un nuevo paquete de estímulo?

El presidente electo apelará a su gran experiencia como congresista para sacar adelante su programa económico, que incluiría cheques de estímulo más generosos

El presidente electo apelará a su gran experiencia en Washington para tratar de sacar adelante un nuevo acuerdo de estímulo.
El presidente electo apelará a su gran experiencia en Washington para tratar de sacar adelante un nuevo acuerdo de estímulo.
Foto: Chip Somodevilla / Getty Images

A unos días de su llegada a la Casa Blanca, el presidente electo Joe Biden busca apoyo bipartidista para un nuevo paquete de estímulo que haga frente a la pandemia de COVID-19, lo que podría significar cambios significativos en la legislación para atraer más apoyo republicano.

Si Biden no puede llegar a un acuerdo con los republicanos del Senado, este paquete podría pasar por la “conciliación presupuestaria”, un proceso que a veces se utiliza para las medidas de gasto. Bajo este enfoque, el proyecto de ley requeriría solo una mayoría simple para aprobarse y no podría ser bloqueado, señala un análisis del periodista Bo Erickson publicado el jueves por CBS News.

La mayoría de los proyectos de ley del Senado requieren 60 votos para superar un obstruccionismo. Esta opción se utilizaría para aprobar el marco del equipo de Biden solo con votos demócratas. Con la división 50-50 entre demócratas y republicanos en el Senado, la vicepresidenta electa Kamala Harris rompería cualquier empte. Con Harris como la votación número 51, los demócratas tienen control del Senado.

Es probable que la propuesta de Biden se enfrente a un intenso cabildeo por parte de miembros del Congreso y diversos grupos de interés, lo que podría afectar el resultado final.

Algunos elementos de la legislación, como los cheques de estímulo de $2,000 dólares ya cuentan con el apoyo de ambos partidos. El senador republicano por Florida, Marco Rubio, envió una carta el martes implorando a Biden que incluyera los cheques más grandes. El presidente electo ha pedido aumentar el monto de los cheques desde hace semanas e hizo campaña sobre el tema en Georgia antes de las elecciones de segunda vuelta del Senado, el 5 de enero.

La administración entrante ha solicitado opiniones sobre la legislación a los líderes estatales y locales. El personal de Biden se ha acercado las oficinas de varios gobernadores para conocer su opinión de la respuesta del gobierno federal ante la pandemia.

“Tenemos un sentido de urgencia diferente al de la administración anterior al abordar esto y ellos son proactivos a la hora de trabajar en colaboración con los estados”, dijo a CBS News un funcionario de la oficina de un gobernador demócrata.

El designado secretario de Salud y Servicios Humanos, Xavier Becerra, junto con el doctor Vivek Murthy, quien ha sido nominado para ser cirujano general, y la jefa del Grupo de Trabajo de Equidad de COVID, la doctora Marcella Nunez-Smith, también se reunieron recientemente con una docena de miembros de líderes de grupos religiosos con decenas de millones de miembros para discutir una respuesta federal equitativa en las comunidades de color.

Dos asistentes a la reunión dijeron a CBS News que el grupo discutió el uso de hospitales y clínicas religiosas para aumentar el acceso y la confianza en la vacuna contra el COVID-19, particularmente en lugares sin farmacias. El equipo de Biden no describió planes específicos para llegar a los estadounidenses escépticos sobre la vacuna, dijeron dos líderes religiosos a CBS News, pero ambos aseguran que la discusión los alentó.

Un líder religioso le dijo a CBS News que su grupo planea presionar al equipo de Biden para expandir los créditos tributarios por hijo.