Cómo encontrar beneficios de jubilación no reclamados

La principal razón para tener una cuenta de jubilación perdida es el hecho del constante cambio de trabajo que padeció el empleado

Con una llamada o revisando un sitio web podrías encontrar tu cuenta de jubilación 401(k) perdida.
Con una llamada o revisando un sitio web podrías encontrar tu cuenta de jubilación 401(k) perdida.
Foto: Anna Shvets / Pexels

Aunque parece algo que no te pasaría a ti, hay un sinfín de propiedades no reclamadas en Estados Unidos, incluidas cuentas de jubilación. Si llegaste a los 65 años, tus ingresos para el retiro son reducidos y consideras estar en esta situación, es momento de que reclames los beneficios de jubilación que podrías haber perdido durante tus años laborales.

Según la Oficina de Estadísticas Laborales de Estados Unidos, las personas de la generación de los baby boomers han trabajado de 12 trabajos. En cada cambio de trabajo, podrías perder cuentas de jubilación y, con el tiempo, olvidarte de que en algún momento las tenías.

Los beneficios de jubilación no reclamados son saldos de cuentas para el retiro que han dejado atrás con el pasar del tiempo y más cuando cambian constantemente de trabajo. Ya sea por olvido, descuido o ignorancia, estos trabajadores no se percatan que dejaron un plan de jubilación y pierden su cuenta 401(k), ya que incluso muchos empleadores inscriben a sus trabajadores en cuentas para el retiro con aportaciones mes con mes y jamás se enteraron de manera consciente.

Si consideras que pudiste haber perdido alguna cuenta de jubilación por algún cambio de empleo, esto es lo que debes hacer.

1. Comunícate con tu antiguo empleador

La forma más fácil de saber si tienes alguna cuenta de jubilación perdida es haciendo una llamada directa a tu antiguo empleador, quien podrá confirmarte si era uno de los beneficios de tu antiguo trabajo. Por medio del área de recursos humanos, consigue el nombre y número de teléfono del administrador del plan.

Si la empresa quebró, la compraron o se fusionó con otra, posiblemente necesitarás investigar un poco sobre a quién debes contactar, pero de que los fondos podrían existir es casi seguro.

2. Usa un sitio web especializado

Una de las grandes ventajas de Estados Unidos es que cualquier cuenta que se abre con tu nombre no deja de ser tuya y se queda a la espera de que la encuentres para reclamarla. Hay varios sitios web en los que puedes buscar los beneficios de jubilación no reclamados:

Base de datos de planes abandonados del Departamento de Trabajo
Búsqueda de planes fiduciarios de Pension Benefit Guaranty Corporation
El Registro Nacional de Beneficios de Jubilación No Reclamados
La Asociación Nacional de Administradores de Propiedades No Reclamadas
Búsqueda del Formulario 5500 del Departamento de Trabajo

Cada estado opera su propio sitio web de propiedades no reclamadas, mismos que puedes encontrar por medio de la Asociación Nacional de Administradores de Propiedades No Reclamadas.

3. Apoyarte de un asesor financiero

Un asesor financiero es un experto en la materia, por lo que te podrá ayudar a rastrear y administrar varias cuentas de jubilación. Para que sea rápido, puedes hacer una lista de cada trabajo que tuviste y si es posible que tengas fondos en planes 401(k) u otros beneficios de jubilación cuando dejaste la empresa.

También puede ocurrir que cuando un cónyuge muere, especialmente quien manejaba las finanzas familiares, el sobreviviente no tiene idea de cómo obtener los fondos, por lo que un profesional puede ser de mucha ayuda.

También te puede interesar:

• 1 de cada 10 estadounidenses no reclama dinero que le debe el gobierno estatal: los estados que tienen más dinero acumulado
• ¿El Estado te debe dinero? El gobierno de Estados Unidos te explica qué puedes hacer para reclamarlo