Cómo funciona el acuerdo de totalización del Seguro Social con otros países si un extranjero llega a trabajar a Estados Unidos

Debido al auge que existe sobre trabajadores extranjeros que llegan a Estados Unidos, por medio de este acuerdo de totalización pueden cobrar los beneficios si se jubilan en el país

Los extranjeros que llegan a trabajar a Estados Unidos pueden cobrar los beneficios del Seguro Social.
Los extranjeros que llegan a trabajar a Estados Unidos pueden cobrar los beneficios del Seguro Social.
Foto: Mantas-Hesthaven / Wunderstock

Existen muchos extranjeros que llegan a Estados Unidos para trabajar y generar ganancias que posiblemente en otros lados no tendrían. Sin embargo, si esa decisión llega a muy avanzada edad, podrían quedarse sin cotizar con los suficientes créditos laborales, 40 en total, que requiere el Seguro Social para obtener sus pagos de jubilación. Salvo que provengan de algunos países con los que existe un acuerdo de totalización del Seguro Social que es permitiría disfrutar de sus beneficios.

Para ser beneficiario del Seguro Social no es necesario que hayas nacido en el país, puedes ser un extranjero con residencia legal en EE. UU., que pague impuestos y, junto con su empleador, hayan realizado sus aportaciones correspondientes, en 2021, del 6.2% del salario por cada una de las partes, 12.2% si eres trabajador autónomo.

Al igual que los ciudadanos estadounidenses, los extranjeros con residencia legal deben obtener al menos 40 créditos laborales para reclamar cualquier beneficio del Seguro Social. Esta cantidad de créditos supone alrededor de 10 años de trabajo mínimo en Estados Unidos.

Para aquellos trabajadores de gran experiencia y que lleguen en los últimos años de su carrera, de manera lógica es casi seguro que no podrían cubrir con los créditos necesarios. Por esta razón, el gobierno de Estados Unidos ha entablado los denominados “acuerdo de totalización” que permiten coordinar el programa de Seguridad Social de EE. UU. con los programas comparables de otros países.

Desde finales de la década de 1970, Estados Unidos estableció una red de acuerdos bilaterales de Seguridad Social que coordinan el programa de Seguridad Social de Estados Unidos con los programas comparables de otros países.

Los acuerdos internacionales de seguridad social, a menudo llamados “acuerdos de totalización”, tienen dos propósitos principales:

1. Eliminar la doble tributación al Seguro Social, la situación que ocurre cuando un trabajador de un país trabaja en otro país y debe pagar impuestos del Seguro Social a ambos países sobre las mismas ganancias.

2. Los acuerdos ayudan a llenar los vacíos en la protección de los beneficios para los trabajadores que han dividido sus carreras entre Estados Unidos y otro país.

En pocas palabras, un trabajador que ha laborado en dos países, no deben tener una doble carga de impuestos y se asegura que puedan recibir sus prestaciones de jubilación, sin ser sancionados en caso de que no cumplan con los requisitos laborales de ambas naciones.

Los países con los que Estados Unidos tiene acuerdos internacionales de seguridad social son:

• Italia
• Alemania
• Suiza
• Bélgica
• Noruega
• Canadá
• Reino Unido
• Suecia
• España
• Francia
• Portugal
• Países Bajos
• Austria
• Finlandia
• Irlanda
• Luxemburgo
• Grecia
• Corea del Sur
• Chile
• Australia
• Japón
• Dinamarca
• República Checa
• Polonia
• República Eslovaca
• Hungría
• Brasil
• Uruguay
• Eslovenia
• Islandia

También te puede interesar:

• Seguro Social: cuántos tipos de tarjetas hay y cuáles pueden usar los migrantes en Estados Unidos
• Seguro Social: 3 razones por las que es posible que te llegue menos dinero este octubre
• Seguro Social: aumenta el COLA pero muchos ni lo verán por el incremento de Medicare

632