Seguro Social: 3 razones por las que es posible que te llegue menos dinero este octubre

El programa del Seguro Social es, posiblemente, el único ingreso para millones de jubilados, por eso deben estar al pendiente de cómo cuidarlo de reducciones inesperadas

Hay jubilados en Estados Unidos que sólo dependen de los beneficios del Seguro Social; una reducción podría significar un duro golpe a sus finanzas.
Hay jubilados en Estados Unidos que sólo dependen de los beneficios del Seguro Social; una reducción podría significar un duro golpe a sus finanzas.
Foto: Pedro Simoes / Wunderstock

Los beneficios del Seguro Social son primordiales para millones de estadounidenses. El programa gubernamental depende de diferentes circunstancias, entre la capacidad de ingresos que tuvieron los trabajadores durante 35 años de trabajo, así como otras circunstancias. Por eso hay por lo menos 3 razones por las que es posible que tu pago en octubre, o cualquier otro mes, sea menor de lo que acostumbrabas.

Se estima que 46.7 millones de estadounidenses reciben beneficio de jubilación del Seguro Social cada mes, según la Administración del Seguro Social (SSA). El beneficio mensual promedio es de $1,555 y, para algunos, representa su fuente principal de ingresos durante el retiro.

Por eso es importante que estés al pendiente de las siguientes 3 razones por las que podrías recibir tus beneficios del Seguro Social reducidos.

1. Compensaciones por deudas

Una de las principales razones por las que tus beneficios podrían reducirse cualquier mes es por las compensaciones de las deudas. Cuando le debes dinero a alguien, el prestamista podría reclamar que pagues la deuda por medio de tus beneficios del Seguro Social. Las deudas que pueden solicitar esta compensación son:

• Préstamos para estudiantes en mora
• Pensión alimenticia impaga u obligaciones de manutención infantil
• Impuestos atrasados

Las regulaciones del SSA protegen los primeros $750 dólares de tus beneficios, es decir, es obligatorio que recibas esa cantidad, sin importar tus deudas. Pero cuando se determina que tienes una deuda, el resto de tus beneficios fuera de esa cantidad quedan expuestos para ser absorbidos por tus acreedores hasta que la liquidez. Posteriormente, podrás recibir tus pagos completos.

2. Las primas de Medicare

Cuando cumples 65 años eres elegible para inscribirte a Medicare. Si te inscribes en la Parte B de este programa, tus primas se deducen directamente de tus beneficios del Seguro Social. En 2021, la prima mensual estándar se establece en $148.50 dólares al mes.

De hecho, hace algunos días se consideró que la inflación podría aumentar los beneficios del Seguro Social en alrededor del 6%, lo que significaría que podrías recibir más dinero mes con mes. Sin embargo, también se espera que las primas de Medicare aumenten más de ese porcentaje, por lo que no sólo no verías el incremento esperado, sino que también es muy posible que se reduzca tu beneficio.

Tu capacidad de ingresos también determina tus primas de Medicare, es decir, entre más ganes, más altas serán éstas. Si presentas una declaración individual y tus ingresos son superiores a $88,000, pero inferiores a $111,000, actualmente pagarías alrededor de $207.90 en 2021. Si tus ingresos oscilan entre $111,000 y $138,000, entonces pagarás $297 dólares. Y si es más de $500,000 dólares, entonces pagarás $504.90 dólares.

3. Reclamar beneficios con anticipación

Hay tres edades en las que puedes reclamar los beneficios del Seguro Social: a los 62 años, a la considerada edad plena de jubilación a los 67 años o a los 70 años. Cuánto más tiempo tardes en reclamar tus beneficios, más dinero recibirás al mes. Los 70 años es la última edad en la que podrás cobrar el beneficio máximo del Seguro Social que deberías percibir, posterior a esa edad ya no se incremente el pago mensual.

Suponiendo que tu Seguro Social te brinda $1,600 dólares por mes si reclamas tu beneficio a la edad plena de jubilación a los 67 años, entonces sólo te daría $1,120 si lo hicieras a los 62 y $1,984 dólares por mes a los 70 años, es decir, más de $300 dólares extras al mes. La lógica indicaría que es mejor esperar, sin embargo la decisión sobre cuándo reclamarlos es meramente personal. Por ejemplo, es posible que tengas la salud delicada y requieras de reclamarlos a los 62 años para solventar tus gastos médicos o, por el contrario, quizás estás en óptimas condiciones y optes por aguardar hasta los 70 años.

También te puede interesar:

• Impuestos a los beneficios del Seguro Social: cómo se gravan esos ingresos y a quién afectan
• Seguro Social: cómo saber cuáles serán tus beneficios de acuerdo al monto de tu salario anual
• Seguro Social: qué es el límite de deuda y por qué es importante su suspensión temporal en el Congreso para tu bolsillo