3 maneras en las que el Seguro Social podrá salvar tu jubilación si no ahorraste mucho antes

El beneficio promedio del Seguro Social es de $1,543 dólares por mes en 2021, por ello también deberías saber como con ese dinero puedes hacer magia para tu retiro

Si estás cerca de la edad de tu jubilación y no ahorraste dinero, el Seguro Social puede salvarte (un poco).
Si estás cerca de la edad de tu jubilación y no ahorraste dinero, el Seguro Social puede salvarte (un poco).
Foto: Pexels

Hay muchos trabajadores que no se percatan de la importante de haber ahorrado para su jubilación hasta que se acerca el momento del retiro. Otros tantos creen que sólo con recibir el beneficio del Seguro Social a partir de los 62, 65 o 70 años va a ser suficiente. Error. Sin embargo, como dirían algunos “eso ya es algo”. Por ello te vamos a decir 3 maneras en las que el Seguro Social podrá salvar tu jubilación, incluso si no ahorraste mucho dinero antes.

Cabe señalar antes que para nada es recomendable que no tengas alguna cuenta de inversión para la jubilación como un 401(k) o una cuenta de jubilación individual (IRA). Nunca es tarde para comenzar a ahorrar. Es importante que no te confíes sólo a tu Seguro Social. Pero si estás a 10 y 5 años de jubilarte, aún estás a tiempo de procurar invertir en alguna de esas cuentas específicas para que tu retiro pueda ser lo más digno posible.

1. El Seguro Social se te paga por el resto de tu vida

Suponiendo que no ahorraste dinero para tu retiro, una de las grandes ventajas del Seguro Social es que tus aportaciones realizadas desde que comenzaste a trabajar y hasta por los 35 años laborales con mayores ganancias, serán suficientes para que la Administración del Seguro Social (SSA) calcule el monto mensual que recibirás desde el momento en el que decidas reclamarlo, a partir de los 62 años, hasta el día en el que ya no estés en esta Tierra.

2. Entre más tardes en reclamarlo, más dinero mensual tendrás

Puedes reclamar el Seguro Social desde el momento en el que cumples 62 años, sin embargo, la cantidad que recibirás será la mínima posible y se mantendrá por el resto de tu vida. Tener 70 años, es la edad límite en la que puedes reclamar tu beneficio. ¿En qué te conviene? Cada año que pase, después de los 62, en que no lo reclames, aumenta la cantidad mensual que recibirás. En algunos casos, cobrarlo hasta los 70 en comparación con los 62, aumentaría hasta en un 24% o más el beneficio obtenido.

Sin embargo, aunque hasta los 70 años tu mensualidad dejará de crecer y obtendrás el mayor beneficio mensual que pudieras recibir de la Administración, es posible que no sea lo que más te convenga. Hay que tomar en cuenta que con la edad avanzada, comienzan a verse más afecciones de salud y con ello los gastos médicos aumentan. Es posible que requieras de reclamarlo antes, aunque eso signifique que la cantidad sea menor.

3. El Seguro Social te salva, pero no te confíes

Sería un grave error pensar que la mensualidad del Seguro Social será suficiente para solventar todos tus gastos de retiro. Por mucho que te encuentres a poco tiempo de jubilarte, trata de ahorrar el mayor dinero posible. Si tal vez ya no abriste una cuenta de jubilación, podrías abrir una cuenta de ahorro o un Certificado de Depósito (CD) que te dé el mayor rendimiento posible para el determinado tiempo que planifiques retirarte.

Con ahorros limitados, a pesar de tener Seguro Social, tal vez podrías tomar una serie de decisiones para estirar tu mensualidad. Quizás puedes contemplar mudarte a una casa más pequeña, cocinar en lugar de salir a cenar, buscar opciones de entretenimiento gratuito o incluso solicitar un empleo de medio tiempo.

También te puede interesar:

• Cuál es la manera más segura de guardar mi número del Seguro Social
• Los estados de cuenta del Seguro Social ya no se envían por correo: ¿cómo puedes revisarlos?
• De cuánto sería tu beneficio del Seguro Social si ganaras un salario mínimo de $15 dólares la hora